¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

Covid-19

Washington en cuarentena, Trump, positivo a COVID-19

Mara Echeverría

El presidente Donald Trump tiene coronavirus, situación que dará un vuelco al desarrollo de las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre y que podría tensar la relación de Estados Unidos con otras naciones en el mundo


Oct 5, 2020
Lectura 8 min
portada post

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, dio positivo a COVID-19, situación que cambia la dinámica de la política estadounidense, que está a menos de un mes de desarrollar la elección presidencial, en la que el republicano busca mantenerse al frente de la Casa Blanca.

Si bien es poco probable que la fecha de la elección se mueva, lo primero en ocurrir sería la reprogramación del segundo debate entre los candidatos, el primer gancho para el mandatario, que logró desestabilizar a su oponente durante su primer cara a cara, el 30 de septiembre.

A esto se suma que deberá poner en pausa los encuentros multitudinarios, una de las características más destacadas de su campaña electoral, que le permitía “medir” el ánimo social entre sus seguidores, por lo que perderá el pulso en los próximos 14 días, explica el analista político Juan Pablo Galicia.

“Al presidente Trump le va a afectar que el segundo debate se tenga que reprogramar porque después de los resultados del primer encuentro le hubiera servido para su estrategia electoral. Resulta negativo cuando el tren de campaña estaba encarrilado, pero él va a saber cómo usar esto a su favor”, declara Galicia.

En un primer momento, la enfermedad ha sido un escaparate para el político a nivel internacional, coinciden expertos. Desde que Trump anunció, a través de su cuenta de Twitter, que él y Melania Trump contrajeron coronavirus, los medios en el mundo han estado pendientes de la salud del líder de una de las economías más grandes del mundo.

Para su campaña electoral esto es favorable. El empresario neoyorquino tiene la oportunidad para demostrar que, de forma literal, está combatiendo la enfermedad, y si resulta victorioso, en los últimos días de la campaña podrá presumir que su administración tuvo un manejo positivo de la emergencia sanitaria, proyecta Galicia.

No obstante, para Agustín Bendreff Desilus, investigador de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, el mandatario va a tener que reconocer de forma pública que se equivocó en la forma en la cual su administración respondió a la crisis sanitaria.

Estados Unidos se ubica como el país con más casos acumulados de coronavirus, con 7.3 millones de contagios, en tanto, la enfermedad ha causado la muerte de más de 208 mil personas, de acuerdo con datos del monitoreo que realiza la Universidad Johns Hopkins.

“El presidente Donald Trump se va a tener que retractar de su forma de hacer política, pero sí reconoce que se ha equivocado el escenario será diferente. Los votos duros con los que cuenta no van cambiar, pero va a poder acercarse más a la otra parte del electorado”, opina el especialista de la Universidad La Salle.

Campaña de Trump a redes sociales

El presidente Trump es uno de los personajes con mayor influencia en Twitter y lo sabe. Desde la red social, el mandatario ha dado pistas de su salud. Es por ello que los especialistas coinciden que este último tramo de la carrera electoral se mudará al terreno digital.

El equipo de campaña del presidente puede tomar esta fortaleza para llevar la conversación electoral a las redes sociales y que esto resulte positivo aunque los encuentros en mítines deban suspenderse, probablemente por lo que resta de las campañas.

Por otra parte, esta situación es una prueba de fuego para Joe Biden, candidato demócrata, y sus estrategas en la contienda electoral. Aunque no se esperan grandes cambios debido a la pandemia, que ya era una condición extraordinaria en la elección, enfocarán su discurso para destacar que el contagio del mandatario es consecuencia de su irresponsabilidad respecto a la pandemia.

“Es probable que los demócratas tomen las plazas en los rallies en los que Trump está dejando espacio, con las precauciones con la pandemia, sin embargo, van a tener que cuidar el flanco virtual porque Trump va a tener Twitter para él solo”, declara Galicia.

Presidente enfermo, país fuerte

Donald Trump muestra pocas afectaciones a causa del COVID-19, sin embargo, existen riesgos en su salud dado que está dentro del grupo de riesgo por su edad y el sobrepeso. Lo cual podría ser considerado como una debilidad por algunos líderes, enemigos de Estados Unidos.

Las autoridades militares, en tanto, tomaron cartas en el asunto. Algunos medios reportaron los vuelos de dos aviones militares Boeing E-6B Mercury después de que el republicano informó que tiene coronavirus, información que no ha sido conformada por el Pentágono ni el Comando Estratégico de Estados Unidos.

Esto puede responder a que Estados Unidos debe dar un mensaje de fortaleza, sobre todo para evitar que ocurran situaciones geopolíticas extraordinarias, como pudiera ser una prueba de armas nucleares por parte de Corea del Norte.

“Estados Unidos tiene que mostrar fuerza, van a determinar cómo van a manejar esto aunque Donald Trump no esté grave. Tienen que demostrar que el país está fuerte aunque el presidente está enfermo”, comenta Agustín Bendreff Desilus.

Contagio económico de Trump

La economía estadounidense enfrenta un panorama complicado, que se ha agudizado después de que se hiciera público que el presidente Donald Trump dio positivo a un test de coronavirus.

Esta situación se suma a una serie de eventos que han causado incertidumbre, como la falta de un segundo paquete de rescate de Estados Unidos y la posibilidad de batallas legales después de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, ante la postura del mandatario respecto a la votación por correo.

Estos temores se han intensificado tras la noticia, sobre todo por el riesgo que existe de que la salud del presidente pudiera agravarse debido a que se encuentra en una categoría de alto riesgo.

“El tema cobra relevancia porque estamos a menos de un mes de la elección de noviembre y esto puede cambiar o debilitar de alguna forma las expectativas de la elección. Esta incertidumbre la alentó el presidente desde que no se quiso comprometer a llevar una transición ordenada y pacífica si es que hay un relevo en la Casa Blanca”, opina Alejandro Saldaña, gerente de análisis económico del Grupo Financiero Ve por Más.

3% crecerá la economía de Estados Unidos en 2021

La economía del país norteamericano vive un pésimo momento. Durante el segundo trimestre del año el Producto Interno Bruto (PIB) registró la peor contracción de desde 1947, al desplomarse a 31.4 por ciento en su comparación anual.

 

Esta cifra se suma al aumento en la tasa de desempleo que se ubicó en 8.4 por ciento durante agosto, de acuerdo con los últimos datos divulgados por el departamento del trabajo

Por ahora, el debate y la incertidumbre también están relacionados con el candidato que resulte ganador de los próximos comicios, dado que cada uno tiene una propuesta distinta, cuyos efectos variarán en los mercados financieros y en la economía del país.

“Biden tiene como propuestas echar atrás los recortes a los impuestos corporativos y la desregulación bancaria que se aprobó en la administración de Trump, las cuales son vistas como medidas que pudieran generar un menor impulso económico. Con el actual presidente no estaríamos previendo grandes cambios”, declara el gerente de análisis económico de Ve por Más.

Los mercados financieros tuvieron una sacudida por efecto del contagio de coronavirus del presidente Trump.

Los mercados financieros tuvieron una sacudida por efecto del contagio de coronavirus del presidente Trump.

Recuperación económica

Por ahora, el mandatario estadounidense, pese a la enfermedad, deberá comenzar con la estrategia para que Estados Unidos vuelva a la senda del crecimiento económico, plan que deberá también ser uno de los pilares del próximo presidente.

Analistas opinan que la potencia económica tendrá una recuperación para algunos sectores, como las ventas al menudeo, servicios financieros, y el inmobiliario, pero en el otro extremo, el de la caída libre, están el turismo, el automotriz y las telecomunicaciones.

“Esperamos una recuperación de la economía de Estados Unidos superior al 3 por ciento durante el próximo. Es un buen escenario y va a tener implicaciones favorables en la región norteamericana”, opina el economista.

También puedes leer: Trump sale del hospital para saludar a simpatizantes: “he aprendido del COVID” (VIDEO)


Notas relacionadas

Oct 14, 2020
Lectura 3 min

Oct 13, 2020
Lectura 11 min

Covid-19

Recuperación a bordo para aplicaciones de transporte

Eduardo Buendia


Oct 13, 2020 Lectura 11 min

Comentarios