61

por ciento de los griegos votaron ‘no’ a la propuesta del FMI, la UE y el BCE


"Tsipras y su gobierno conducen al pueblo griego a un camino de la amarga resignación y desesperanza"

Sigmar Gabriel

Vicecanciller de Alemania


"El mandato que me han dado no es un mandato contra Europa, sino para encontrar una solución sostenible con Europa que nos saque del círculo vicioso de la austeridad"

Alexis Tsipras

Primer Ministro de Grecia

Mientras miles de griegos tomaron las calles con júbilo, la preocupación invadió a los líderes europeos.

El 61 por ciento de los electores griegos votaron ayer “no” en el referendo que les cuestionaba sobre aceptar o rechazar la última propuesta de renegociación de la troika, cuerpo formado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la Unión Europea (UE).

Aunque la votación no preguntaba de forma explícita sobre la permanencia de Grecia en le UE, los líderes europeos retrataron el sufragio como una decisión que afectaría al futuro de toda Europa. 

Al celebrar el resultado de la elección, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, aseguró ayer que su país no busca salir de la Eurozona ni de la UE, sino acabar con la austeridad impuesta a la población.

“El pueblo hoy respondió a la pregunta correcta. No respondieron la cuestión de estar o no en el euro. Esta pregunta debe salir de la discusión de una vez por todas”, expresó Tsipras.

“Hicieron una elección generosa, pero estoy consciente de que el mandato que me han dado no es un mandato contra Europa, sino un mandato para encontrar una solución sostenible con Europa que nos saque del círculo vicioso de la austeridad”.

El desarrollo del referendo mostró un país dividido entre quienes están tan hartos de las condiciones de austeridad, que prefieren arriesgarse, y quienes ven con recelo la postura de Tsipras porque peligra la estadía de Grecia en la Eurozona.

¿Saldrá Grecia de la Eurozona? 

“Muchos votantes griegos quieren rechazar la oferta de la Troika, pero aun así quedarse en la Eurozona, pero los líderes europeos probablemente no lo permitan”, escribió ayer Timothy Lee en Vox.

“Sin ayuda de la Troika, Grecia será incapaz de pagar sus deudas y si Grecia cae en ‘default’, el Banco Central Europeo podría cortar sus lazos con los bancos griegos, lo que obligaría a Grecia a abandonar el grupo”.

La firma JP Morgan envió un informe a sus clientes en el que señala que lo más probable es que Grecia abandone el euro y hay otros analistas que advierten sobre la posible salida de la UE.

“Permanece la posibilidad de que la troika abandone las negociaciones, lo que dejaría a Grecia enfrentando un ‘default’, un colapso financiero y la expulsión de la eurozona y, en el peor de los casos, de la Unión Europea”, publicó ayer The New York Times.

La canciller alemana y lideresa moral de la UE, Angela Merkel, se reuniría hoy con el presidente de Francia, Francois Hollande, para discutir los próximos pasos.

Ambos han convocado a una reunión este martes con los líderes de la Eurozona para debatir el futuro de Grecia.

El dilema que afronta Merkel es ver el fracaso de su proyecto de integración europea al obligar a Grecia a abandonar la Eurozona o ceder a las presiones de Atenas y abrir paso a otras naciones, como España e Irlanda, para que hagan un reclamo similar.