A un mes de la explosión en Beirut, que dejó cerca de 200 personas sin vida, este jueves se registró un incendio en la capital de Líbano.

De acuerdo con medios internacionales, la columna de humo producida por el incendio se podía percibir en toda la ciudad.

Según los reportes, el fuego inició en un almacén de gasolina y neumáticos, aunque, las autoridades libanesas han informado que no hay riesgo de explosión.

No obstante, las empresas con oficinas en el área circundante han pedido a sus trabajadores que abandonen la zona.

El mes pasado, se registró una explosión en un depósito con 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio.

El suceso dejó un saldo de 200 personas sin vida y más de 5 mil heridos; la explosión fue incluso percibida a 240 kilómetros de su epicentro, en la isla de Chipre.

A pesar de que en algún momento Líbano fue considerado como el corazón financiero de Medio Oriente, hoy el país con 7.4 millones de habitantes sufre los estragos de un sistema político y financiero devastado.

Desde 2018 la nación está en recesión, debido a que su Producto Interno Bruto (PIB) retrocedió 1.92 por ciento a tasa interanual y para el año siguiente la herida se profundizó al desplomarse 5.63 por ciento.

También puedes leer. LÍBANO A LA DERIVA EN CRISIS ECONÓMICA Y POLÍTICA