La primera vacuna estadounidense contra COVID-19, comenzará a llegar a los estados el lunes por la mañana, informaron las autoridades este sábado; luego de que el gobierno diera el visto bueno final para la vacuna de Pfizer que promete poner fin al virus que ya mató a cerca de 300 mil norteamericanos.

Los camiones de empresas de transporte marítimo UPS y FedEx saldrán desde la mañana del domingo, para comenzar a entregar la vacuna de Pfizer-BioNTech a cerca de 150 localidades; mientras que el martes y miércoles recibirán la vacuna otras 450, dijo el comandante del Ejército estadounidense Gustave F. Perna.

Los lugares de entrega incluyen hospitales y otros sitios capacitados para mantener la vacuna en ultracongelación. Dentro de tres semanas, dijo Perna, las vacunas deberán ser enviadas a farmacias locales y otros sitios.

Se estima que la vacuna llegue el lunes por la mañana para que los trabajadores de la salud puedan comenzar a recibirlas y administrarlas.

El anuncio inició una operación logística masiva que involucra a los gobiernos federal y estatales, compañías privadas y trabajadores de la salud para distribuir rápidamente suministros limitados de la vacuna alrededor de Estados Unidos.

Inicialmente, se espera el envío de 3 millones de dosis en el país de acuerdo con autoridades de la Operación Warp Speed, encargada de la distribución de los fármacos. Una cantidad similar se mantendrá en reserva para la segunda dosis.

Se espera que los envíos iniciales salgan mediante camiones de la planta industrial de Pfizer en Kalamazoo, Michigan, para después ser transportados a los centros regionales de todo el país.

Además del reto de la distribución, la vacuna de Pfizer debe ser almacenada y enviada con una ultracolgelación de cerca de 94 grados bajo cero; por lo que Pfizer desarrolló contenedores de envío que utilizan hielo seco y sensores GPS que permitirán a la compañía asegurarse que cada envío permanece frío.

Te puede interesar: Estados Unidos aprueba también uso de emergencia de vacuna antiCOVID de Pfizer