La vacuna contra COVID-19, que desarrollan AstraZeneca y la Universidad de Oxford, produce una fuerte respuesta inmune en adultos mayores, según sugieren los resultados de las pruebas.

Los resultados de análisis de sangre, realizados en un subconjunto de adultos mayores participantes en los ensayos, demostraron que hubo una fuerte respuesta  inmune en adultos de entre 18 y 55 años.

Los adultos mayores son parte de los grupos más vulnerables ante el COVID.

La vacuna desarrollada por AstraZeneca y Oxford es una de las más adelantadas.

Las pruebas de esta vacuna candidata reiniciaron en Estados Unidos tras una interrupción temporal por la enfermedad de uno de los voluntarios en Reino Unido.

TE SUGERIMOS: ASTRAZENECA Y OXFORD REANUDAN ENSAYOS DE VACUNA CONTRA COVID EN EU

Los resultados obtenidos en julio, de las pruebas de la fase 2, mostraron que los voluntarios registraron un aumento en los  niveles de anticuerpos neutralizantes protectores y de células T.

AstraZeneca y Oxford precisaron que los participantes de 56 años o más, también mostraron una respuesta inmune fuerte y niveles bajos de reacciones adversas.

“Es alentador ver que las respuestas de inmunogenicidad fueron similares entre adultos mayores y más jóvenes y que la reactogenicidad fue menor en los adultos mayores, donde la gravedad de la enfermedad COVID-19 es mayor”, indicó la farmacéutica en un correo electrónico.