Los ciudadanos chinos podrían empezar a ser vacunados contra la enfermedad Covid-19 en noviembre o diciembre, indicó una responsable del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Las pruebas clínicas de las vacunas contra el coronavirus que se están desarrollando en China no han presentado contratiempos, afirmó una experta del CDC.

La asesora jefe de bioseguridad del CDC, Wu Guizhen, dijo al diario estatal Global Times que posiblemente las vacunas contra la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2 podrían tener efecto entre uno y tres años.

Incluso, la experta contó que ella fue voluntaria para recibir una vacuna contra Covid-19, aunque no especificó a qué vacuna se refería.

“Me inyectaron una vacuna en abril, fui voluntaria en las pruebas. Me encuentro bien ahora mismo”, explicó.

Lee: China “derrota” al nuevo brote de COVID y lo celebra entregando reconocimientos a sanitarios

Wu reveló que expertos de la Comisión Nacional de Salud están revisando “de forma intensiva” las plantas de producción, y que por ahora dos ya han recibido luz verde por parte de las autoridades.

China tiene cuatro vacunas contra la nueva enfermedad en la fase final de los ensayos clínicos.

Pekín aprobó el uso de emergencia de las vacunas para los sanitarios y otros sectores a finales de julio por lo que la población en general no sería la primera en recibir la inyección en noviembre, si finalmente se concreta esa fecha.

Según explicó hace una semana un directivo del Grupo Nacional de Biotecnología de China (CNBG), desarrolladora de dos de los sueros inmunitarios chinos que están en la fase tres de pruebas clínicas, ya se han administrado al menos dos vacunas experimentales a “cientos de miles de chinos” sin contagios ni efectos secundarios.

Te recomendamos: Vacuna contra COVID-19 está en riesgo por pleito entre China y Canadá