¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

PAIC

Uranio, el recurso nuclear problemático

Mariana Recamier

Irán aumenta el nivel de este elemento enriquecido como respuesta a las sanciones de EU. El recurso mineral genera alianzas y enemigos en todo el mundo porque es necesario para crear armas nucleares


Jul 10, 2019
Lectura 6 min
portada post

El uranio se coloca de nuevo en el centro de las conversaciones internacionales porque Irán amenaza con enriquecer este recurso hasta llegar al porcentaje que tenía en 2012. El país de Medio Oriente ya alcanzó el 4.5 por ciento de este elemento procesado, nivel por encima del límite establecido en el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC).

Según el acuerdo internacional firmado en 2015, Irán tiene la autorización para enriquecer uranio solo hasta el 3.67 por ciento, un nivel que permite alimentar centrales eléctricas, pero que se encuentra por debajo del 90 por ciento necesario para desarrollar una bomba atómica.

“Irán ha sobrepasado hoy el 4.5 por ciento en su enriquecimiento de uranio. Ese nivel de pureza es suficiente para cubrir las necesidades de combustible para nuestras centrales eléctricas”, declaró el lunes el portavoz de Organización de Energía Atómica de Irán (AEOI), Behruz Kamalvandi, a la agencia de noticias ISNA.

El portavoz añadió que el aumento del número de centrifugadoras y el enriquecimiento de uranio al 20 por ciento son opciones que analiza el gobierno de Irán con la intención de reducir sus compromisos con el acuerdo nuclear.

Cuando los inspectores de la ONU comprobaron en 2012 que Irán había logrado enriquecer uranio al 20 por ciento se despertaron las alarmas de otros países. Ese nivel de pureza que puede recuperar la nación de Medio Oriente permite alcanzar usos de grado militar en un corto espacio de tiempo.

Horas después del anuncio de la AEOI, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) confirmó que Irán superó el límite fijado en el acuerdo desde el lunes pasado.

En respuesta, el vicepresidente Mike Pence dijo que Estados Unidos no dejará de ejercer presión máxima contra el gobierno iraní. El segundo al mando señaló que el acuerdo internacional solo hizo que Irán se demorara por una década para obtener un arma nuclear.

Desde que Trump retiró a Estados Unidos del PAIC hace más de un año, su gobierno impuso sanciones sobre el gobierno iraní y colocó a la Guardia Revolucionaria de ese país en la lista de grupos terroristas extranjeros.

“Irán debe elegir entre cuidar a su pueblo o seguir financiando a sus representantes que propagan la violencia y el terrorismo en toda la región y exhalan odio asesino contra Israel”, comentó Pence.

Ante estos niveles de presión, el gobierno iraní relanzó un ultimátum a la Unión Europea. El país de Medio Oriente quiere que los países de la comunidad tomen acciones en contra de las sanciones de Trump y salven el acuerdo firmado en 2015 en los próximos 60 días.

“La reducción de nuestros compromisos con el pacto es acorde con nuestro deseo de protegerlo, en vez de destruirlo. Con 60 días más, damos tiempo para la diplomacia y para hallar soluciones”, dijo Abbas Aragchi, viceministro de Relaciones Exteriores de Irán.

El gobierno iraní también anunció que reanudará la construcción del reactor de agua pesada de Arak ubicado en el centro del país. Este lugar fue modificado desde el acuerdo para que fuera imposible la producción de plutonio, alternativa al uranio para fabricar una bomba atómica.

Los otros integrantes del acuerdo sobre el programa nuclear ya respondieron a las acciones de Irán. Los ministros de Exteriores de Francia, Alemania y el Reino Unido y la jefa de la diplomacia de la Unión Europea pidieron este martes a Irán que dé marcha atrás en el incumplimiento de los compromisos sobre su programa nuclear y que vuelva a ajustar su actividad al acuerdo alcanzado en 2015.

“Irán ha dicho que quería permanecer en el marco del acuerdo sobre el programa nuclear. Debe actuar en consecuencia reorientando sus actividades y adaptándose de nuevo por completo e inmediatamente al acuerdo”, señalaron los cuatro responsables diplomáticos europeos en un comunicado.

El inicio del problema

Trump se retiró del acuerdo nuclear el año pasado porque consideraba que el gobierno del país de Medio Oriente incumplía sus compromisos y le impuso sanciones económicas que asfixian a la nación en la actualidad.

Irán llamó a sus aliados europeos a la acción y les impuso un primer plazo que se cumplió este lunes, cuando el OIEA confirmó que el país enriquece uranio por encima del 3.67 por ciento de pureza establecido en el acuerdo de 2015. Irán hizo también incumplió el PAIC hace nueve días cuando anunció que había superado los 300 kilos de hexafluoruro de uranio enriquecido al 3.67 por ciento.

Esa falta ocurrió después de que el gobierno de Estados Unidos restringió las opciones de Irán para deshacerse de su exceso de uranio enriquecido.

En mayo, Trump revocó la autorización que permitía al país vender uranio en el extranjero, como lo había hecho bajo el acuerdo nuclear.

Antes las nuevas faltas de Irán, la junta de gobernadores del OIEA se reunirá este miércoles en Viena, a petición del gobierno estadounidense, para analizar la situación del programa nuclear iraní.

Los otros países con Uranio

Los últimos movimientos políticos de Irán demuestran que el uranio es uno de los minerales con mayor valor estratégico del mundo. Las naciones que tienen este recurso se han convertido en piezas claves de la geopolítica mundial por las relaciones bilaterales que genera el uranio entre algunos países o por el interés que las grandes potencias tienen en controlarlo.

Pero Irán no es el país con más uranio identificado. De acuerdo con la última edición del informe Uranium: Resources, Production and Demand de la OCDE, Australia aún domina el mundo en este tema con alrededor del 30 por ciento del total de recursos identificados con un precio menor a los 130 dólares por kilogramo,. es decir, 1.8 millones de toneladas de uranio, mientras el territorio iraní sólo tiene 6 mil 100 toneladas de este mineral en el mismo precio.

Kazajstán es el segundo país con aproximadamente el 14 por ciento del recurso mundial, mientras Canadá tiene el 11 por ciento. Solo 15 países representan el 97 por ciento del total de recursos en la categoría de costo menor a los 130 dólares por kilogramos de uranio elemental. Todos las demás naciones registradas por la OCDE tienen menos de un 10 por de participación en la categorías de 260 dólares por kilogramo.

Los países que tienen recursos identificados los exportan a otros territorios. Kazajistán, por ejemplo, vende a naciones como China, Rusia o India, mientras que Canadá exporta a Estados Unidos.

El uranio será un elemento problemático para las relaciones entre los países mientras se pueda utilizar en los programas nucleares. Estados Unidos y la Unión Europea tienen que lograr un acuerdo con el gobierno de Irán para evitar que sea capaz de producir armas con este mineral.

Comentarios