¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

nuclearwar

Una amenaza latente

Mariana Recamier

El arsenal nuclear de diferentes países puede provocar una segunda Guerra Fría. Mientras Estados Unidos y Rusia tienen el 90 por ciento de armas nucleares, la ONU sólo se preocupa por exigir el desarme de Corea del Norte


Feb 21, 2018
Lectura 6 min
portada post

El mundo se enfrenta a una amenaza nuclear por primera vez desde el final de la Guerra Fría dijo el viernes pasado António Guterres, el Secretario General de Naciones Unidas, en una conferencia en Múnich sobre políticas de seguridad. Aunque el titular de la ONU destacó que es necesario mantener la presión ejercida por el Consejo de la Seguridad sobre Corea del Norte, este país no es el único preparado para un ataque nuclear.

Según la Federación de Científicos Americanos (FAS, por sus siglas en inglés), a finales de 2017 había 14 mil 550 armas nucleares en el mundo y alrededor del 90 por ciento pertenecían a Rusia o Estados Unidos. Otros países con armamento nuclear son Francia, China, Reino Unido, Pakistán, India, Israel y Corea del Norte.

Estas armas pueden ser principalmente de dos tipos: atómicas o termonucleares. Las atómicas, conocidas como A-Bombs, fueron desarrolladas durante la Segunda Guerra Mundial como parte del proyecto Manhattan y los dispositivos termonucleares o de hidrógeno fueron probados a partir de los años cincuenta. Actualmente la mayoría de países con armamento de este tipo tienen la llamada tríada nuclear: misiles balísticos de larga distancia terrestres, aéreos o submarinos.

Dos de las bombas más letales de las que se tiene registro están en manos de Estados Unidos y Rusia. De acuerdo al sitio de cálculo nuclear Nukemap, la bomba B-83 de los Estados Unidos tiene 75 veces el rendimiento de la bomba que cayó sobre Hiroshima. Esta arma podría matar hasta 1.4 millones de personas en las primeras 24 horas y herir a más de 3.7 millones porque su radio de acción alcanzaría 13 kilómetros en una ciudad muy poblada. La bomba rusa Zar podría matar a 7.5 millones de personas y provocar 4.2 millones de heridos en las mismas circunstancias.

Estas armas nucleares podrían usarse sin mucho problema porque son controladas por los países que las fabrican. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, organismo encargado del control nuclear del mundo, está integrado por Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido y China.

Estas naciones son las mismas que producen el 90 por ciento de armas convencionales que matan a miles de personas. Por otra parte, hay cuatro países con armamento nuclear que quedan por fuera del control del organismo internacional: Pakistán, India, Israel y Corea del Norte.

Aunque aún hay muchas armas nucleares en el mundo, el número de estas ha bajado desde la Guerra Fría debido a la implementación de tratados internacionales y programas de desarme. FAS tiene un registro de una reducción de 85 por ciento respecto a la cantidad de armas nucleares durante el enfrentamiento político que comenzó en 1947.

Las armas nucleares son menos desde el desarme posterior a la Guerra Fría, pero los conflictos políticos han aumentado en los últimos años. Las declaraciones de Trump, el terrorismo y los problemas territoriales en el globo conjugados con el armamento nuclear podrían desatar otra guerra.

Hay 14 mil 550 armas nucleares en el mundo y alrededor del 90 % pertenecen a Rusia o Estados Unidos

Estados Unidos es uno de los países que se considera policía del armamento nuclear de todo el mundo. Desde que llegó al poder, el presidente Donald Trump está discutiendo con los jefes de Estado para exigir la desactivación de sus programas nucleares, no obstante, este mandatario también ha logrado reforzar la potencia atómica de su país.

El Pentágono presentó los primeros días de febrero una revisión de su política de defensa nuclear y destacó la necesidad de incorporar un nuevo tipo de cabezas de misil que son de “menor tamaño” y se les conoce como “misiles de bajo rendimiento”.

Además, la confianza entre los dos países con mayor armamento nuclear se fracturó cuando Trump llegó al poder. El país norteamericano ya no confía en Rusia. De acuerdo a un informe del Pentágono, el año pasado Moscú desplegó en secreto un nuevo sistema de misiles. Estas armas suponen un peligro para todo América porque pueden cruzar el Pacífico sin ser detectadas y golpear buena parte de Estados Unidos.

El presidente también utilizó de pretexto a China para mejorar su arsenal nuclear. Aunque el país asiático ha aumentado su poder militar en los últimos años, todavía se queda muy atrás en número de armas nucleares a comparación de Estados Unidos y Rusia.

Según datos del Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI), el año pasado Pekín tenía 270 cabezas nucleares frente a las 7 mil y 6 mil 800 de Moscú y Washington, respectivamente.

Sin embargo, para Estados Unidos y la ONU el país con armamento nuclear más conflictivo es Corea del Norte, aunque esta nación sólo tiene 15 misiles de este tipo. El lunes, el gobierno norcoreano anunció para la agencia de noticias KCNA que está “completamente listo para el diálogo y la guerra” con Trump.

Corea del Norte empezó su programa nuclear a finales de los ochenta con un reactor de plutonio que le dio la entonces Unión Soviética. En 2006 hizo su primera prueba nuclear y en 2016 su quinto ensayo. En 2017 hizo varias pruebas de lanzamiento de misiles con resultados exitosos, lo que provocó que Trump comenzara a inquietarse.

La India también es otro país con un programa nuclear muy activo. Este martes realizó una prueba exitosa de un misil balístico de alcance medio con capacidad nuclear Agni II. El ejercicio de entrenamiento fue realizado por el Comando de las Fuerzas Estratégicas del Ejército de la India.

Un próximo Chernóbil

No sólo las armas nucleares son un peligro para la seguridad mundial. Las plantas para producción de energía con fines pacíficos también tienen el riesgo de accidentes, como el que pasó en Chernóbil en 1986 y en Fukushima en 2011.

La posibilidad de un accidente está en diferentes puntos del mundo. De acuerdo al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), actualmente existen 447 reactores nucleares repartidos en 30 países y 60 reactores en proceso de construcción en 15 naciones.

Trece de los 30 países con capacidad nuclear están construyendo nuevas plantas o reactivando viejos proyectos suspendidos y Asia es la región del mundo donde más reactores están en proceso de construcción. El cambio climático y la poca sustentabilidad de los combustibles fósiles ha provocado que más países estén interesados en la energía nuclear, pero un descuido podría ocasionar una tragedia.

Comentarios