Reporte Indigo

PERIODISMO

Un susto al espionaje

Irónicamente, la primera pista que se tuvo sobre el nuevo medio encabezado por el excorresponsal de The Guardian Glenn Greenwald fue consecuencia de una filtración. 

“Se filtró antes de que nos preparamos para dar cuenta de ello, todavía no estoy en condiciones de dar detalles de esta nueva aventura trascendental”, reconoció el periodista el pasado 15 de octubre. Horas después se confirmó que Pierre M. Omidyar, el multimillonario filántropo y fundador de eBay, invertiría 250 millones de dólares en una empresa de medios que pasaría a ser First Look Media.

Pero fue hasta esta semana que el proyecto dejó de ser un secreto. Con el lanzamiento de The Intercept (TI), dio inicio la esperada aventura del periodista que desató el escándalo de espionaje de EU, basado en revelaciones del exagente  de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) Edward Snowden. 

Junto a Glenn, la cineasta Laura Poitras y el nominado al Oscar Jeremy Scahill responden al eslogan “periodismo sin miedo”. Según explican en su manifiesto, TI  tiene una misión a corto plazo y otra a largo plazo. La primera es simple, divulgar las “miles de historias que quedan por contar” sobre los programas de vigilancia del gobierno estadounidense y de otros países con ayuda de Snowden. 

“Proporcionar periodismo de confrontación agresivo e independiente a través de una amplia gama de temas, desde la clandestinidad, abusos penales y judiciales, violaciones a las libertades civiles, la desigualdad social y todas las formas de corrupción financiera y política”, es el objetivo a futuro, según exponen en theintercept.org.

Sus dos primeros artículos tratan sobre el rol secreto de la NSA en los ataques con drones y otro incluye imágenes aéreas inéditas de la agencia.

En tres días, el nuevo medio ha alcanzado más de 36 mil seguidores en Twitter y ha generado cientos de tuits.

Salir de la versión móvil