Los Nobel también exigen al presidente estadounidense el cierre de la prisión de Guantánamo

“We tortured some folks” (Torturamos a algunas personas), dijo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el pasado 1 de agosto en una conferencia de prensa televisada en la Casa Blanca. “Hicimos algunas cosas que eran contrarias a nuestros valores”, agregó el mandatario. 

Para 12 premios Nobel de la Paz, aceptarlo fue el primer paso para frenar esta práctica del Gobierno estadounidense.

Por medio de una carta, este domingo los galardonados pidieron a Obama, quien también obtuvo este reconocimiento, que revele los archivos sobre tortura entregados por su Gobierno al Senado.

El reciente informe es el relato más detallado de las prácticas de interrogatorio de la CIA a los sospechosos de terrorismo a partir de los ataques del 11 de septiembre de 2001. 

“La divulgación posterior del informe resumido del Comité de Inteligencia del Senado será una oportunidad para el país y el mundo para ver, por lo menos con cierto detalle, el grado en que su Gobierno y sus representantes autorizaron, ordenaron e infligieron tortura en sus semejantes”, dice la misiva publicada en el sitio thecommunity.com.

El expresidente de Costa Rica, Óscar Arias, el arzobispo sudafricano Desmond Tutu, el activista argentino Adolfo Pérez Esquivel, entre otros premios Nobel, consideran que solo conociendo la verdad se podrá poner fin a este “sombrío capítulo de su historia”. 

Daños irreparables

Tanto la víctima como el verdugo sufren, argumentaron los firmantes. “Sí, las víctimas experimentan un trauma físico y mental extremo, en algunos casos, incluso pierden sus vidas. Pero aquellos que infligen la tortura, así como los que la ordenan, están casi irremediablemente degradados por la práctica”, destacaron los Nobel, algunos de ellos testigos de la tortura o incluso sobrevivientes. 

Las personalidades promotoras del hashtag #NoToTorture también exigen a Obama la clausura y desmantelamiento de “sitios negros” que se usan para torturar e interrogar, así como el cierre de la prisión de Guantánamo.

Además, le recordaron al mandatario que debe actuar de acuerdo a las convenciones internacionales de la ONU y “realinear a la nación a los ideales y creencias de sus fundadores”.