"La inestable situación en el espacio aéreo sobre el Mar del Este de China ha despertado el temor de que ocurra un incidente que haga que las cosas se salgan de control".

Jethro Mullen

Analista de CNN

http://www.youtube.com/watch?v=KOLxksHl2IE

Unas islas se han convertido en motivo de disputa entre las potencias de la región Asia-Pacífico e incluso Estados Unidos (EU).

El archipiélago de cinco islas deshabitadas y tres arrecifes en el Océano Pacífico tensan más que nunca las relaciones de China con Japón, que tiene el respaldo de Corea del Sur, Australia y Estados Unidos.

El Gobierno chino las reclama como las islas Diaoyou y el japonés como Senkaku.

Aunque el conflicto tiene 30 años, China reactivó la polémica la semana pasada, cuando declaró el archipiélago “zona de identificación de defensa aérea” (ADIZ, por sus siglas en inglés).

La medida, que implica que los aviones deben identificarse al sobrevolar la zona o afrontar tácticas de defensa, generó el descontento de los japoneses, quienes la ven como una estrategia de expansionismo chino sin control.

Islas calientes

La acción de Pekín sacó a flote las tensiones que enfrenta con Tokio, y esta vez podrían terminar en un conflicto armado.

Analistas advierten que desde que el presidente chino Xi Jinping y el primer ministro japonés Shinzo Abe llegaron al poder el año pasado, han mostrado una postura más contundente que sus antecesores en la defensa del archipiélago.

“El riesgo de tener un conflicto importante por un incidente en el aire o en el ámbito marítimo ha subido este fin de semana y seguirá escalando”, expresó a El País Ting Wai, experto en estudios gubernamentales en la Universidad Baptista de Hong Kong. 

Desde que el Gobierno chino implementó la ADIZ, buques y aeronaves de Corea del Sur, Japón y EU rodearon el perímetro para enfatizar que no cederán en la disputa.

“La inestable situación en el espacio aéreo sobre el Mar del Este de China ha despertado el temor de que ocurra un incidente que haga que las cosas se salgan de control”, escribió ayer el analista Jethro Mullen para CNN.

Otros expertos se mantienen escépticos sobre la posibilidad de que ocurra un conflicto armado porque ambos países se necesitan en cuestiones de economía y comercio internacional. 

“Aunque el grupo de islas podría ofrecer algunos beneficios materiales, como derecho de pesca, los lazos que unen a China y Japón son tan críticos, que el minarlos le costaría demasiado a cada nación”, indicó Michael Schuman en Time.  

El invitado estadounidense

Washington teme que la nueva táctica de Pekín signifique un mayor control y expansión en la zona Asia-Pacífico y que eso merme la influencia de EU en esa región.

Por ello, el vicepresidente de EU, Joe Biden, viajó ayer a Japón, donde iniciará una gira por Asia para buscar un acuerdo pacífico entre los involucrados y evitar un conflicto bélico y el expansionismo chino.

Pese a que el presidente Xi Jinping es famoso por su intransigencia, los analistas afirman que Biden es el funcionario de la Casa Blanca que tiene mejor relación con él.

“El impacto podría ser mínimo porque al final hay intereses nacionales y políticas de largo plazo, pero con la oportunidad de que haya un impacto marginal, ahí el contacto puede ser importante”, expuso a The Washington Post Robert Wang, funcionario del  Departamento de Estado.

Pero otros expertos advierten que un paso en falso de la diplomacia de Washington podría exacerbar las dimensiones del conflicto y convertirlo en un problema mundial.

“En una era en la que la administración de Obama se ha concentrado en nuevas formas de conflicto, la peligrosa disputa emergiendo sobre una pila de rocas en el Mar del Este de China parece casi un retroceso hacia la Guerra Fría”, señaló el analista David Sanger en The New York Times.  

Lucha de gigantes

El archipiélago de Diaoyou/Senkaku es el territorio de la discordia entre Japón y China. La BBC presentó una recopilación de los argumentos de ambos países

China
-Las islas fueron parte de sus territorios en la antigüedad y servían como territorio pesquero de la provincia de Taiwán.
-El Tratado de Shimonoseki, firmado en 1895 después de la guerra Sino-Japonesa, cedió Taiwán a Japón.
-Cuando Taiwán regresó al poder chino con el Tratado de San Francisco en 1951, China dijo que las islas estaban incluidas.
-Pekín argumenta que en las declaraciones de El Cairo y Potsdam, en los 40, Japón estaba obligado a regresarle a China parte del territorio que le había quitado en guerras previas.

Japón
-Japón se quedó con la soberanía del archipiélago como parte de las islas Nansei Shoto en 1895, luego de la guerra contra la Dinastía Quing.
-Tras la Segunda Guerra Mundial, mediante el Tratado de San Francisco, Japón regresó a China territorios como Taiwán, pero las islas Nansei Shoto no fueron incluidas.
-Japón dijo que China reclamó las islas en los 70, cuando se encontraron recursos naturales en el área.
-El Gobierno nipón cuenta con el respaldo de Estados Unidos, que reconoce que Tokio tiene el control administrativo del archipiélago.