¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

WinnieThePooh

Un Nuevo Mao

Mariana Recamier

El Partido Comunista chino pretende quitar el límite de años de un mandato presidencial. Esto provocará que el jefe de Estado Xi Jinping se perpetúe en el poder. Ciudadanos chinos dicen que éste se quiere convertir en otro Mao


Feb 28, 2018
Lectura 7 min
portada post

El actual presidente de China Xi Jinping podría permanecer en el poder durante más tiempo que sus antecesores. El Comité Central del Partido Comunista de China presentó una propuesta para eliminar el límite de dos mandatos de cinco años que impone la constitución al presidente del país. Esta acción hará posible que el actual jefe de Estado pueda permanecer en el poder después de 2023, el año en que tendría que finalizar su mandato según está estipulado actualmente en la carta magna.

El comité ha propuesto eliminar de la constitución la frase que afirma que el presidente y el vicepresidente chino deben estar “en el puesto no más de dos mandatos consecutivos”, según publicó la agencia estatal Xinhua. Esta clausura fue agregada a la carta magna para evitar que un presidente estuviera en poder por mucho tiempo. La frase se sumó al documento oficial tras la época de la Revolución Cultural, impulsada en 1966 por Mao Zedong, en la que murieron millones de personas.

Además, el comité propuso inscribir la ideología de Xi en la Carta Magna china, un honor que solo se había concedido en vida a Mao Zedong. Este documento de corte socialista actualmente se encuentra en la constitución del Partido Comunista.

Esta propuesta se tiene que comprender de acuerdo a los últimos movimientos políticos en China afirma Enrique Dussel Peters, coordinador del Centro de Estudios China-México (Cechimex) de la UNAM. El especialista explica que la acumulación de poder en la primera administración de Xi y la inclusión de su pensamiento en la constitución del Partido Comunista en octubre de 2017 son antecedentes que ayudan a entender porqué se está apostando por la continuidad del actual presidente.

Dussel Peters especifica que Xi logró en su primera administración, de cinco años, concentrar un grupo de funciones políticas, militares y dentro del Partido Comunista como no lo había hecho de forma tan rápida ningún presidente chino, incluyendo Mao Zedong.

Xi también destacó de otros mandatarios chinos en diferentes momentos de su primera administración, pero el hecho que más destaca históricamente fue cuando incluyó su ideología “Pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con características chinas para una nueva era” en la constitución del Partido Comunista.

La reforma constitucional que cambiará el límite de los periodos presidenciales en China se discute a partir de este lunes en una asamblea que termina hoy. Sin embargo, los legisladores no votarán la iniciativa hasta el próximo mes de marzo, cuando se realizará la sesión anual de la Asamblea Nacional Popular.

“Todo indica que esta propuesta tiene muy buenas posibilidades de ser aceptada, lo cual va a generar nuevas tensiones domésticas e internacionales con Estados Unidos, la Unión Europea y otros países”, adelanta Dussel Peters.

El coordinador de Cechimex considera que la continuidad de Xi por más de cinco años es arriesgada porque a la larga perjudicará no sólo las instituciones chinas, sino también las relaciones internacionales del país asiático.

“Limitar a dos mandatos la presidencia en China pretendía que el liderazgo no se eternizara, que permitiera una renovación ideológica y generacional. Si esto se amplía o se eterniza, las opciones domésticas de renovación se van a ver altamente limitadas y esto generara críticas internacionales significativas. La continuidad puede implicar un debilitamiento en las relaciones internacionales del país”.

La propuesta también incluye otro cambio en la constitución. Aunque se mantiene que “el sistema socialista es el sistema básico de la República Popular de China”, añade una nueva frase: “el rasgo que define al socialismo con características chinas es el liderazgo del Partido Comunista de China”. El Partido garantizaría su poder absoluto en el país asiático con este cambio.

Se oponen a la continuidad de Winnie the Pooh

Un grupo de intelectuales chinos encabezado por el columnista Li Datong escribió una carta a algunos de los legisladores que en marzo votarán por la reforma de la constitución china. En el documento piden que se opongan a la abolición del límite de dos mandatos.

Los intelectuales opinan que votar a favor de la modificación que permitiría a Xi continuar en la presidencia “causará ridículo entre todos los países civilizados del mundo” y “será un paso atrás en la Historia que podría ser la semilla del caos”. La misiva también defiende que la limitación de dos mandatos se hizo “para evitar la dictadura personal y que un individuo se pusiera por encima del Partido”.

“La continuidad puede implicar un debilitamiento en las relaciones internacionales del país”

- Enrique Dussel Peters,

Coordinador del Centro de Estudios China-México de la UNAM

Por otra parte, Joshua Wong, el fundador del partido Demosisto, publicó en Twitter: “puede que volvamos a los días más oscuros, cuando las sílabas de una sola persona dictaban las vidas del resto. Esta medida, esencialmente, bautiza a Xi como el hombre más poderoso de China mientras viva”.

En el mismo sentido, veteranos disidentes en el extranjero, entre ellos los líderes estudiantiles Wang Dan y Wu’er Kaixi, compartieron vía redes sociales un comunicado en el que mencionan que el Partido pretende restablecer la perpetuidad del liderazgo único con su propuesta.

“En el futuro de China habrá un emperador sin título de emperador, una monarquía sin institución monárquica. Es el rumbo opuesto de la historia. Es una grave agresión a la democracia y al Estado de Derecho en China, y una negación de las reformas que China había logrado en los últimos cuarenta años”, denuncian.

Por otra parte, un día después de que el partido anunciara las reformas constitucionales, los chinos se encontraron con que no podían expresar su discrepancia con la propuesta en las redes sociales. Términos claves de búsqueda como “servir otra legislatura” e “ascensión al trono” fueron bloqueados.

No obstante, los internautas compartieron imágenes de Winnie the Pooh abrazado a un frasco de miel junto a la frase “Encuentra algo que ames y quédate con ello”. Xi es comparado con el oso de Disney, lo que hace que de forma periódica se bloquee en China el uso de la imagen de este oso animado en Internet.

Otros usuarios escribieron: “atención, el vehículo está marcha atrás”, un anuncio automático que utilizan los vehículos de reparto en China. Con esta frase pretendían sugerir que con los cambios constitucionales el país regresaría a la era de Mao Zedong, una declaración que también han hecho algunos especialistas.

No obstante, Dussel Peters afirma que la comparación entre Xi y Mao no tiene sentido. “La propuesta de pensamiento de nuevo liderazgo de Xi tiene un componente internacional explícito bajo un lema de cooperación internacional que en épocas de Mao Zedong era mucho menos”.

El especialista también opina que las condiciones geopolíticas de China han cambiado mucho desde que el maoísmo predominaba en el país. Explica que en ese momento el país asiático estaba convulsionado por los posicionamientos de diferentes líderes en el Partido Comunista y su relación con Mao. En cambio, opina, hoy China es una nación consolidada con una economía que será la más plena del mundo a corto plazo.

Comentarios