La administración de Barack Obama aún no se terminaba de sacudir el confeti por la reelección del presidente cuando se legalizó el uso de la mariguana con fines recreativos, lo que sorprendió a gobiernos detractores de las drogas por igual.

Desde el 6 de noviembre pasado, habitantes de los estados de Washington y Colorado podrán consumir la cannabis sin tener que justificar un uso terapéutico o farmacéutico.

Uruguay no se quedó atrás y forjó un proyecto que legaliza la producción, compra y venta de mariguana bajo la tutela del gobierno estatal.

Y a pesar de que tales medidas han sido aplaudidas por quienes consideran a la despenalización la única vía para acabar con la violencia causada por el narcotráfico, el descontento y los reclamos no se hicieron esperar.

El lunes pasado, los mandatarios de México y tres países de Centroamérica hicieron un llamado a la Organización de Estados Americanos a analizar las implicaciones e impacto que puede tener en la región la decisión de permitir el uso de la mariguana.

Este choque de posturas es un nuevo capítulo en el largo debate que se resumen en la siguiente pregunta: ¿Legalizar o no?

De EU a Uruguay

David Siriota, conductor de un talk show transmitido en Estados Unidos, lanzó una petición al presidente Barack Obama de proteger la legislación en Colorado y Washington, además de velar por los otros estados que pasen leyes similares en el futuro.

“Los ciudadanos en Colorado y Washington que votaron a favor de manera rotunda para legalizar, regular y gravar la mariguana al igual que otras sustancias más peligrosas como el alcohol, pedimos el apoyo presidencial”, se leía en la petición de Siriota que en 24 horas ya había recibido 10 mil firmas de apoyo.

En el hemisferio sur, autoridades uruguayas buscan crear el Instituto Nacional de Cannabis (INCA), cuya función será otorgar licencias para que el sector privado produzca la droga.

Según informó el diario uruguayo El País, se exigirá un mínimo de condiciones de seguridad en donde se plante la mariguana con el fin de evitar robos y asegurar la calidad.

Mientras tanto, el presidente de México, Felipe Calderón, declaró que la legalización de la cannabis  en la Unión Americana “resta autoridad moral” a Estados Unidos para pedir a otros países combatir o restringir las drogas.

Primeros beneficiados

Autoridades de tres condados en el estado de Washington comenzaron a absolver casos de detenidos por posesión de pequeñas cantidades de mariguana, en previsión a la implementación de la ley 502 que autoriza el consumo “recreativo”.

El procurador de distrito en el condado de Clack, Tony Golik, informó que su oficina empezó a absolver casos de detenidos que tienen por lo menos 21 años de edad y que habían sido detenidos por posesión de hasta una onza (30 gramos) de mariguana.

La Iniciativa 502 que permite por primera vez en el país el consumo “recreativo” de la droga fue aprobada en la elección del pasado 6 de noviembre y entrará en vigor el próximo 6 de diciembre.

Golik dijo carecer de un número estimado de detenidos que saldrían libres al absolverles por cargos de posesión de pequeñas cantidades de mariguana.

La gobernadora Chris Gregoire informó que este martes se reunirá con el subprocurador estadunidense James Cole para discutir la implementación de la ley 502.

El vocero de la gobernadora, Cory Curtis, dijo al diario The Seattle Times que Gregoire viaja a Washington para atender otros asuntos pero desea recibir consejo del subprocurador general sobre la ley que aprobó el electorado en la elección de hace una semana.

“Necesitamos de su dirección. Nuestro objetivo es respetar la decisión de los electores, pero necesitamos que nos den claridad” con relación a la implementación de la ley, dijo Curtis.

Los estados de Washington y Colorado se convirtieron el martes en los primeros en la historia estadunidense en aprobar leyes que autorizan el consumo de mariguana con fines “recreativos”, es decir sin la justificación de consumir la droga como terapia. (Con información de Notimex)