Texas se queda con los republicanos

Texas, bastión republicano, se queda con Donald Trump; sus 38 votos electorales lo llevan a 212.

Biden y Trump hacen pronunciamientos muy diferentes

El candidato presidencia demócrata habló a sus seguidores la noche de este martes, les pidió tener paciencia, pues el resultado de la elección presidencial aún tardará en darse a conocer, sin embargo, se dice confiado.

Por su parte, el presidente Donald Trump tuiteó que su campaña está a lo grande, pero dijo que están tratando de robarle las elecciones y advirtió que no permitirá que pasé, pues no se pueden contar los votos después del cierre.

Donald Trump se lleva Florida y sus 29 votos electorales

El presidente Donald Trump ha ganado el estado de Florida y sus 29 votos electorales, el más codiciado de los estados indecisos tradicionales y crucial para sus esperanzas de ser reelegido.

Una victoria en Florida supone que Trump podría ser reelegido. Una derrota habría hecho casi imposible que el mandatario consiguiera los 270 votos electorales necesarios para quedarse en la Casa Blanca.

La campaña del demócrata Joe Biden había confiado en que el devastador golpe de la pandemia del coronavirus, especialmente entre personas mayores, le pusiera en posición de ganar un estado popular entre los jubilados.

Trump trasladó el año pasado su residencia oficial, de Nueva York a la propiedad de Mar-a-Lago, en Palm Beach.

Trump ganó por poco a la demócrata Hillary Clinton en el estado en 2016.

Iowa y Montana se quedan con Trump

El presidente Donald Trump ha ganado Iowa y Montana.

El candidato republicano obtuvo el miércoles seis votos electorales de Iowa y tres de Montana.

Trump ganó Iowa por más de 9 puntos porcentuales hace cuatro años ante la demócrata Hillary Clinton, pero vio su apoyo reducirse de forma significativa debido a su gestión de la pandemia del coronavirus y a la dirección del país en general.

Trump hizo campaña en Iowa en el último tramo de la campaña e incluso anunció que entregaría la Medalla Presidencial de la Libertad al legendario luchador de Iowa Dan Gable. En un mensaje a los ganaderos y agricultores del estado, les dijo que él era responsable de los 28.000 millones de dólares en ayudas diseñadas para compensar los daños derivados de su guerra comercial de China.

Utah para Trump

El presidente Donald Trump ha ganado el estado de Utah y recibió sus seis votos electorales.

Utah no ha apoyado a un candidato presidencial demócrata desde Lyndon B. Johnson en 1964.

California, el estado más grande, se queda con Biden

El candidato presidencial demócrata Joe Biden ha ganado en California, Oregon y el estado de Washington, mientras que el presidente Donald Trump ha ganado en Idaho.

California, Oregon y Washington son todos estados liberales, mientras que Idaho es conservador.

California tiene 55 votos electorales, el mayor botín estatal de la jornada. También es hogar de la compañera de fórmula de Biden: la senadora Kamala Harris, quien fungió como fiscal del distrito de San Francisco y como procuradora general del estado antes de ganar las elecciones al Senado en 2016.

Biden obtiene 74 votos electorales por los tres estados del oeste, mientras que Trump obtiene cuatro votos electorales con Idaho.

Elección prosigue sin mayores sorpresas

El presidente Donald Trump ganó el estado de Kansas y los seis votos electorales que otorga.

En 2016, Trump obtuvo una fácil victoria en el estado sobre la demócrata Hillary Clinton por 20 puntos porcentuales.

El candidato presidencial demócrata Joe Biden ganó el estado de Colorado y los nueve votos electorales que otorga.

El estado, que votó en favor de Hillary Clinton hace cuatro años, se ha inclinado agudamente hacia la izquierda desde que el presidente Donald Trump fue elegido en 2016.

Colorado también tiene una reñida contienda legislativa entre el senador republicano Cory Gardner y el exgobernador estatal John Hickenlooper. Gardner es considerado uno de los senadores con más riesgo de perder su escaño en la nación.

El demócrata Joe Biden ganó el Distrito de Columbia y los tres votos electorales que otorga.

Los votantes del Distrito de Columbia han podido participar en las elecciones presidenciales desde 1964 y siempre han mostrado una abrumadora preferencia demócrata. El triunfo de Hillary Clinton sobre el republicano Donald Trump en 2016 fue el de mayor margen en la historia para el Distrito de Columbia.

Nuevo corte: siguen sumando ambos candidatos

El presidente Donald Trump ha ganado Luisiana, Nebraska, el 3er distrito legislativo de Nebraska, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Wyoming, mientras que el candidato demócrata Joe Biden se apunta triunfos en Nuevo México y Nueva York.

Nebraska, una de dos entidades que divide sus votos electorales, otorga cinco votos del Colegio Electoral. Trump ganó la votación estatal, lo que significan dos votos electorales. También se impuso en el 3er Distrito del Congreso, que le significa un tercer voto.

Los dos primeros distritos de Nebraska aún no declaran ganadores.

Con sus victorias en Luisiana, Nebraska, el 3er distrito legislativo de Nebraska, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Wyoming, el presidente obtuvo 20 votos electorales, mientras que Biden se anota 34 votos electorales por sus triunfos en Nuevo México y Nueva York.

Arkansas sigue siendo republicano

El presidente Donald Trump gana el estado de Arkansas y con ello obtiene los seis votos electorales que otorga la entidad.

Arkansas es un estado claramente republicano y que no ha favorecido a un candidato presidencial demócrata desde Bill Clinton en 1996.

Así va la votación

El presidente Donald Trump ha ganado Alabama, Mississippi, Oklahoma y Tennessee, mientras que el demócrata Joe Biden se queda con Connecticut, Delaware, Illinois, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey y Rhode Island.

Los resultados no fueron sorpresivos. Biden goza de enorme respaldo en los estados que ganó, al igual que Trump en las entidades que votaron a su favor.

Con su triunfo en esos cuatro estados, Trump llegó a 33 votos electorales, mientras que Biden suma 69 votos electorales como resultado de su victoria en esas siete entidades.

Trump gana Alabama y Mississippi

Trump sigue conquistado a la población conservadora del sur de los Estados Unidos; se lleva Alabama y Mississippi.

Biden toma Delaware y Connecticut

Biden suma dos estados más, al ganar la mayoría en Delaware y Connecticut.

Trump se lleva Carolina del Sur y Oklahoma

La tendencia histórica se cumple, Carolina del Sur vota por Trump; desde los 70 no gana un candidato demócrata en el estado.

También se lleva Oklahoma el presidente Trump.

Trump se lleva Virgina Occidental, Biden gana Virgina

Los resultados preliminares indican que Virgina Occidental es para el presidente Trump.

Mientras que Biden se quedaría con Virgina.

Trump se lleva Kentucky, Biden toma Vermont

De acuerdo con AP, el presidente Donald Trump ha ganado en Kentucky, mientras que el candidato demócrata Joe Biden ha ganado en Vermont.

Son los dos primeros estados en los que se declara un ganador para las elecciones presidenciales de 2020.

Kentucky es confiablemente conservador, mientras que Vermont es considerado uno de los estados más liberales.

Trump gana ocho votos electorales con Kentucky, mientras que Biden se lleva tres por ganar Vermont.

Juez pide dar celeridad a boletas por correo

Un juez federal de Washington, D.C., ha ordenado a los inspectores del Servicio Postal de Estados Unidos que busquen en más de dos docenas de instalaciones de procesamiento de correo las boletas de votación que aún estén pendientes y que sean enviadas de inmediato.

La orden, que incluye centros en Pensilvania, Filadelfia, Detroit, Atlanta, el sur de Florida y partes de Wisconsin, se produce después de los retrasos en la entrega previos a las elecciones y entre temores de que la agencia no podría entregar las boletas a tiempo.

La capacidad del Servicio Postal para manejar el volumen de las boletas de votación por correo se convirtió en una preocupación después de que su nuevo director, Louis DeJoy, uno de los principales donantes del Partido Republicano, aplicó una serie de cambios de políticas que retrasaron el correo en todo el país a mediados de año.

Desde entonces, los plazos de entrega han mejorado, pero se han mantenido constantemente por debajo de los objetivos internos de la agencia de tener más del 95% del correo de primera clase entregado en un plazo de cinco días, y el servicio en algunas zonas electoralmente reñidas está muy retrasado, según los datos postales.

Más de 100 millones ya votaron

El más reciente conteo de votos adelantados en Estados Unidos muestra que casi 102 millones de estadounidenses depositaron sus boletas antes del día de las elecciones, 73% de la participación total en la elección presidencial del 2016.

El conteo de The Associated Press revela que las votaciones adelantadas en varios estados, incluyendo los sumamente disputados Texas y Arizona, han excedido ya el total de votos de hace cuatro años.

Las votaciones adelantadas — ya sea por correo o en persona — han aumentado durante la pandemia de coronavirus, porque los votantes aprovecharon la inocuidad y conveniencia que ofrecían. Las mayores ganancias han sido en Kentucky, donde casi 13 veces la cantidad de votantes depositaron sus votos adelantadamente en comparación con 2016.

Celebran a Trump

Partidarios vitorearon y aplaudieron al presidente Donald Trump en la sede de su campaña, donde estuvo de visita el martes para agradecer a decenas de colaboradores.

Trump predijo su victoria, pero reconoció que podía perder. “Creo que vamos a tener una gran noche, pero es política y elecciones y nunca se sabe”, dijo.

Agregó que su campaña estaba funcionando bien en estados como Florida, Arizona y Texas. Señaló la importancia de ganar Pennsylvania.

“Ganar es fácil. Perder nunca es fácil”, dijo. “Para mí, no lo es”.

Trump dijo que el éxito traerá unidad. Enumeró lo que cree que son sus logros con el coronavirus y la economía.

Más de 100 empleados, casi todos con máscaras por el coronavirus, escucharon al candidato.

Sin cubrebocas, Melania Trump vota en Florida

La primera dama Melania Trump acudió a votar en un centro electoral en Palm Beach, Florida, cerca del complejo Mar-a-Lago del presidente Donald Trump.

Cuando los periodistas le preguntaron por qué no votó con el presidente republicano la semana pasada, ella respondió: “Es el día de las elecciones, así que quería venir aquí a votar hoy”.

La primera dama saludó y sonrió a los periodistas. Ella era la única persona que no llevaba cubrebocas cuando entró al Centro Recreativo Morton y Barbara Mandel para votar.

¿Cómo iniciaron la jornada lo candidatos?

El presidente Trump inició la jornada con una llamada telefónica al programa Fox & Friends, donde dijo que pasará el día de la elecciones haciendo llamadas telefónicas a personas que le han sido leales y se irá a su sede de campaña en Virgina.

Agregó que se declarará ganador “solo cuando haya victoria”. Ha habido preocupación de que Trump declare la victoria temprano, antes de que el conteo de votos sea definitivo. Pero el presidente republicano le dijo a Fox que no hay razón para “jugar” y aseguró que tiene “una oportunidad muy sólida de ganar”.

Por su parte, el demócrata Biden y su esposa hicieron una escala durate la mañana en la iglesia St. Joseph’s en Wilmington, Delaware, que suelen visitar los domingos.

Después de una breve visita a la iglesia acompañados de sus nietas Finnegan y Natalie, los cuatro caminaron hasta la tumba de Beau Biden en el cementerio de la iglesia.

Beau murió de cáncer cerebral en 2015, y Biden a menudo habla de su valentía mientras estaba desplegado en Irak.

El candidato demócrata dijo que pasará el resto de su día en Pensilvania.

Abren colegios electorales

Los colegios electorales abrieron este martes 3 de noviembre desde las 6:00 horas (tiempo local) para dar inicio a la jornada.

Los estados que comenzaron a votar más temprano fueron Connecticut, Indiana, Kentucky, Maine, Nuevo Hampshire, Nuevo Jersey, Nueva York y Virginia.

En Vermont, algunos centros de votación abrieron sus puertas desde las 5:00 horas de la madrugada.

Una elección en medio de la pandemia

WASHINGTON (AP) — Tras una campaña caracterizada por el rencor y el miedo, los estadounidenses deciden el martes si continuará en el cargo el presidente republicano Donald Trump o lo sucederá el demócrata Joe Biden para ponerse al frente de una nación arrasada por una pandemia creciente que ha causado más de 231.000 muertes, dejado sin empleo a millones y alterado totalmente la vida cotidiana.

Casi 100 millones de ciudadanos votaron anticipadamente y ahora corresponde a los votantes en la jornada electoral poner fin a la tarea cívica, luego de una campaña trastornada por el coronavirus y definida por la pregunta de quién es el más apto para enfrentarla. Cada candidato declaró al otro incapaz de lidiar con el COVID-19, además de problemas existenciales como la justicia racial y la equidad económica.

Biden tiene varias vías hacia la victoria, mientras que Trump, retrasado en las encuestas en varios estados disputados, tiene un camino más estrecho pero aún factible para obtener los 270 votos del Colegio Electoral. También está en juego el control del Senado: si los demócratas ganan tres bancas y Biden la Casa Blanca, controlarán a Washington por primera vez en una década ya que según los pronósticos conservarán la mayoría en la Cámara de Representantes.