El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, regresó a la escena pública a través de la televisión en la que además de expresar su pesar por la muerte del presentador radiofónico Rush Limbaugh también denunció que hubo fraude electoral en su contra.

De acuerdo con el exmandatario, fue víctima de fraude en las elecciones del pasado 3 de noviembre en las que el triunfo se otorgó al demócrata Joe Biden; sin embargo, ninguno de sus recursos legales demostró sus acusaciones.

Además, Trump fue exonerado este sábado en el segundo juicio político en su contra, esta vez por su papel en el ataque al Capitolio del 6 de enero; sin embargo, insistió en que hubo fraude en las elecciones de noviembre.

“Me decepcionó la tabulación de los votos. Creo que es una desgracia lo que pasó. Éramos como un país del tercer mundo la noche de la elección, con el cierre de centros y todas las cosas que pasaron después”, lamentó.

Durante una entrevista telefónica para el programa Outnumbered, de Fox News, Trump agregó que lamentaba la muerte del presentador radiofónico Rush Limbaugh, quien falleció por cáncer.

“Él podía hablar dos horas, tres horas, sólo hablar. Y eso no es fácil de hacer. La gente, ya sea que lo quisiera o no, lo respetaba”, expresó Donald Trump.

Las declaraciones del expresidente se producen después que un congresista demócrata presentó este martes una demanda en la que acusa al expresidente Donald Trump y a su abogado, Rudolph Giuliani, de conspirar para incitar los disturbios violentos en el Congreso de Estados Unidos el 6 de enero.

La demanda, que acusa a ambos de violar la Ley del Ku Klux Klan de 1871, aprobada para reprimir a la organización supremacista blanca, fue presentada por el representante Bennie Thompson, un demócrata que preside la Comisión de Seguridad Nacional, en una corte de distrito en Washington.

También menciona como acusados a los Proud Boys, una organización de extrema derecha, y a la milicia antigubernamental conocida como “Oath Keepers”.