“Creo que es ridículo, creo que sólo es otra excusa. No lo creo... Tuvimos una victoria abrumadora en el colegio electoral”

Donald Trump

presidente electo de Estados Unidos

El presidente electo, Donald Trump, calificó este domingo como “ridícula” la presunta intervención de hackers rusos en las elecciones de Estados Unidos y minimizó la conclusión de la CIA sobre el caso.

“Creo que es ridículo, creo que sólo es otra excusa. No lo creo… Tuvimos una victoria abrumadora en el colegio electoral”, dijo Trump a Fox News, en su primera entrevista televisiva dominical desde que ganó los comicios del 8 de noviembre.

Las conclusiones de una investigación secreta de la CIA fueron compartidas por la agencia con senadores estadunidenses, un mes después de las elecciones presidenciales y filtradas a los principales medios informativos.

Agencias de Estados Unidos identificaron a personas con conexiones con el gobierno ruso que abastecieron a WikiLeaks con miles de correos electrónicos “hackeados” del Comité Nacional Demócrata, incluidos los de John Podesta, el jefe de campaña de Hillary Clinton.

El republicano dijo que la manera en la que fue presentado el reporte sugiere que las agencias de inteligencia no seguridad sobre si el autor de la penetración fue Rusia, China o alguien más. “No tienen idea”, insistió.

Trump responsabilizó a los demócratas por filtrar las conclusiones del reporte de la CIA, pues dijo qué sufrieron una de las más grandes y ridículas derrotas en la historia política de Estados Unidos.

Apenas el viernes el presidente Barack Obama ordenó una revisión oficial del incidente de la supuesta penetración rusa, en tanto que un grupo de senadores demócratas y republicanos demandó la realización de audiencias legislativa sobre el asunto.

“Yo también quiero eso. Creo que es bueno no quiero que nadie nos haga hackeo no estoy hablando sólo de países sino de cualquier persona. Punto. Pero si lo van a hacer, no sólo digan Rusia, deben decir otros países también, y quizá otros individuos”, añadió.

Trump no descartó sin embargo la posibilidad que detrás de la divulgación de las conclusiones del reporte de la CIA existen motivaciones políticas por parte de los demócratas.