Donald Trump, expresidente de Estados Unidos, estuvo más grave de lo que se informó públicamente en octubre, cuando enfermó de COVID-19, reveló este jueves The New York Times.

De acuerdo con el medio estadounidense, el exmandatario presentó niveles de oxígeno en la sangre “preocupantemente bajos y un problema pulmonar asociado con el virus”.

Cuatro personas familiarizadas con la condición del exmandatario, precisaron que Trump no quería que lo llevaran al hospital militar Walter Reed, pero accedió cuando le dijeron que agentes del Servicio Secreto podrían verse obligados a trasladarlo si su enfermedad se complicaba.

El pronóstico era tan preocupante que las autoridades creían que iba a ser necesario intubarlo, algo que solo se hace en los casos más graves de COVID-19.

Lee: Juicio contra Trump es constitucional; Senado avala continuar con el proceso político

Las preocupaciones incrementaron cuando médicos encontraron que Trump tenía infiltrados pulmonares.


Se encontró que Trump tenía infiltrados pulmonares, que se producen cuando los pulmones están inflamados y contienen sustancias como líquido o bacterias. Su presencia, especialmente cuando el paciente presenta otros síntomas, puede ser un signo de un caso agudo de COVID

NYT


Las personas que hablaron con el New York Times aseguraron que el nivel de oxígeno en la sangre del republicano llegó a los 80 grados.

El pasado 2 de octubre, Donald Trump anunció que él y la entonces primera dama, Melania Trump, habían dado positivo a Covid-19.

Ese mismo día, el empresario fue trasladado al hospital militar Walter Reed.

La Casa Blanca detalló en ese momento que la hospitalización del expresidente solo era como medida de precaución.

El republicano regresó a la Casa Blanca tras una estadía de tres noches en el hospital.

Te recomendamos: Abogados de Trump dicen que el juicio es “puro teatro” con argumentos “absurdos”