¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

Trump

Trump está furioso por el libro que lo retrata como infantil y semianalfabeta

Indigo Staff

El mandatario está molesto por la liberación de varios fragmentos del libro, pero está más enojado por las palabras de Steve Bannon en contra de su hijo


Ene 3, 2018
Lectura 5 min
portada post

Donald Trump está furioso y no es para menos… pues el biógrafo Michael Wolff asegura en su nuevo libro que el magnate no quería ser realmente presidente de los Estados Unidos, por lo que al recibir la noticia de la victoria todo se convirtió en un drama llenó de ansiedad y lagrimas.

Wolff publicó este miércoles un artículo sobre su nuevo libro, en el que asegura que Trump sólo deseaba convertirse en el hombre más famoso del mundo, lo que ayudaría a su emporio de negocios y a su organización, pero nunca creyó que llegaría hasta la Casa Blanca.

‘Fuego y Furia: dentro de la Casa Blanca de Trump’, es el nombre del libro en el que Wolff entrevistó al propio presidente, así como a 200 personas tanto del gabinete como cercanos a funcionarios; una investigación desde que el ahora presidente ganó las elecciones en 2016.

El libro muestra a Trump como un presidente con graves limitaciones intelectuales, sin capacidad para entender la dimensión de su cargo, sin idea remota de lo que busca como mandatario y visto con muchas dudas, incluso por su hija Ivanka.

Wolff asegura que el hijo mayor de Trump le confío a un amigo que luego de que las tendencias de la noche de la elección lo daban como ganador, Trump parecía como si hubiera visto un fantasma, mientras que su esposa Melania rompió en llanto.

“Trump no procesaba la información en ningún sentido convencional. No leía, ni siquiera ojeaba los informes. Algunos creían que para todo propósito práctico no era más que un semianalfabeto”, se puede leer en un extracto del libro

.

El libro pinta a Trump como un niño berrinchudo que si no cenaba con su asesor, Steve Bannon, se encerraba en su habitación para comer una hamburguesa con queso, mirando tres pantallas de televisión, tuiteando y haciendo llamadas telefónicas.

Por si esto fuera poco, Bannon calificó al hijo de Trump en el libro como ‘traidor’ por el encuentro que Trump Jr sostuvo con una abogada rusa, con supuestos vínculos con el gobierno de Moscú, celebrador el 19 de junio de 2016 en la Torre Trump.

Steve Bannon, ex asesor del presidente Donald Trump, habla en un evento el 9 de noviembre del 2017 en Manchester, Nueva Hampshire. Trump ha reaccionado furioso por unas declaraciones que dio Bannon para un libro. (AP Foto/Mary Schwalm, archivo)

Como era de esperarse, Trump descalificó el libro, pero no perdonó las declaraciones de Bannon, a quien hasta hace unas semanas calificaba como una buena persona.

“Steve Bannon no tiene nada que ver conmigo o con mi presidencia. Cuando fue despedido, so sólo perdió su trabajo, perdió la razón”, señaló el presidente, quien hizo notar que éste se sumó a su campaña después que derrotó a 16 oponentes para obtener la nominación republicana.

La vocera presidencial Sarah Sanders reconoció que la revelación provocó el malestar del presidente, quien mantenía lo que parecía ser una cordial relación con Bannon después que lo despidió en agosto pasado, y que incluso habría conversado por teléfono con su exestratega a principios de diciembre pasado.

“Creo que furioso, indignado, podría ser la caracterización, cuando se hacen declaraciones atroces que son totalmente falsos contra el presidente su administración y su familia”, dijo Sanders al ser cuestionada sobre la reacción del mandatario tres conocer la revelación.

Sanders dio a conocer que Trump conversó con Wolfe en una ocasión, “entre cinco y siete minutos”, pero que el mandatario no colaboró con el libro, y añadió que los comentarios de Bannon sobre el hijo del presidente no le hicieron ningún favor.

“Creo que atacar al hijo del presidente de una manera absolutamente atroz y sin precedente, no es la mejor manera de congraciarse con alguien”, apuntó.

En su sorpresiva declaración, Trump afirmó que, contrario a alguna versión de la prensa, Bannon “tuvo muy poco que ver con nuestra histórica victoria”, que le fue conferida por quienes llamó los hombres y mujeres olvidados de este país.

“Sin embargo, Steve tuvo todo que ver con la pérdida de un escaño en el Senado en Alabama retenido por los republicanos durante más de 30 años”, dijo el mandatario sobre la abierta campaña que Bannon llevó a cabo a favor del candidato republicano Roy Moore, omitiendo el hecho de que él también dio su respaldo a éste.

Trump aseguró que durante su estancia en la Casa Blanca, Bannon “pasó su tiempo filtrando información falsa a los medios para parecer mucho más importante de lo que es”.

“Es lo único que hace bien. Steve rara vez estuvo en una reunión cara a cara conmigo y sólo pretendía tener influencia para engañar a unas pocas personas sin acceso y sin ninguna pista, y a quienes ayudó a escribir libros falsos”, acusó.


Notas relacionadas

Dic 5, 2019
Lectura 2 min

Jun 10, 2019
Lectura 5 min

Trump

México en EU: más allá de los aranceles

Imelda García


Jun 10, 2019 Lectura 5 min

Comentarios