El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó a la 73 Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para ensalzar los logros obtenidos durante su gestión, lo que provocó, contra todos los pronósticos, una carcajada generalizada.

Ante líderes y diplomáticos reunidos en Nueva York, el mandatario aseguró que en menos de dos años su administración ha logrado más de lo que otros presidentes hicieron en la historia de su país, lo que, primero, dejó perplejos a los presentes.

Ante el silencio momentáneo, a Trump no le quedó de otra que aseverar que su dicho era cierto, lo que provocó risas generalizadas que se convirtieron en carcajadas cuando aseguró que no esperaba esa reacción pero “estaba bien”.

Sin embargo, este no fue el único momento incómodo que vivió el presidente Trump, pues cuando se refería a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de quien, dijo, junto con los países de la PEP, “están robando a Estados Unidos y al resto del mundo… Y no me gusta y a nadie debería gustarle”, el pleno volvió a las risas.

Ante este tercer acto el jefe de estado lanzó, un poco malhumorado, el clásico “Nooo bueeeno”.