El Tribunal Constitucional de España ha anulado este miércoles la declaración unilateral de independencia de Cataluña, acordada por el Parlament el pasado 27 de octubre y la calificó de ilegal.

“Se declara inconstitucional y nula la declaración de independencia del 27 de octubre”, ha indicado el texto de la corte, que ya había suspendido cautelarmente el 31 de octubre la proclamación.

Mientras la corte emitía su fallo, manifestantes independentistas bloqueaban rutas y detenían trenes de pasajeros en la región del noreste de España durante una huelga general de protesta por la destitución del gobierno catalán y la detención de funcionarios y activistas antes y después de la declaración del 27 de octubre.

El tribunal había suspendido la aplicación de la declaración secesionista mientras estudiaba su legalidad ante una impugnación del gobierno español.

El voto por la secesión, boicoteado por la mayoría de la oposición y realizado en desacato de órdenes judiciales, fue de 70 contra 10 en el Parlamento de 135 bancas.

Tras la declaración de independencia, las autoridades españolas cesaron al gobierno catalán, disolvieron el Parlamento y convocaron a elecciones regionales para el 21 de diciembre.