Un tobogán se desprendió y dejó caer a varios niños que jugaban en su interior, durante un accidente en el Parque Acuático de Surabaya, en Indonesia.

Personas presentes durante el accidente del tobogán Kenjeran reportaron los hechos a las autoridades quienes acudieron a investigar el hecho, de acuerdo con Anton Elfrino Trisanto, jefe de policía del puerto de Tanjung Perak. 

En el sitio, los policías hallaron que 15 niños habían sido víctimas de esta falla y que cayeron desde una altura de 10 metros. 

Varios de ellos resultaron heridos y requirieron atención médica, mientras que cuatro más, debido a la gravedad de las lesiones, tuvieron que ser hospitalizados. 

Te sugerimos: Joven que dormía es tragado por enorme socavón surgido en medio de su sala en Sinaloa

“Entramos para verificar e identificarnos, para asegurarnos de que no hubiera otras víctimas. Los resultados de la detección inicial fueron que había 15 víctimas y fueron llevadas al hospital”, informó el jefe de la policía. 

El alcalde de Surabaya, Eri Cahyadi, se pronunció públicamente sobre lo sucedido y entregó un balance de los heridos, a la vez que confirmó que no hay fallecidos por el hecho. 

La mayoría de las víctimas pudieron irse a sus hogares y solo cuatro personas tuvieron que ser hospitalizadas. Tres de los heridos presentaron fracturas, mientras que el cuarto de ellos tendrá que ser evaluado más profundamente. 

“En este hospital, si Dios quiere, hay 4. De ese número, 3 personas tienen huesos rotos, una persona no tiene problemas, la tomografía es normal, no hay fracturas, solo mareos. Así que este todavía tiene observación hospitalaria”, explicó el alcalde. 

Por su parte, el jefe de policía de la provincia de Gresik, Mochamad Nur Azis, informó que se encuentran investigando sobre el funcionamiento del tobogán y las causas del colapso.