Cuchillos, machetes y navajas. El terrorismo islámico está diversificando sus ataques en Europa, pero principalmente el arma utilizada para asesinar.

Ayer en Normandia, en el norte de Francia, dos seguidores del Estado Islámico entraron a una iglesia católica, tomaron a cinco personas como rehenes, degollaron al sacerdote y dejaron a otra víctima en estado crítico.

Los detalles hablan de un ataque organizado y coordinado. Según el testimonio de la hermana Danielle, una monja que pudo escapar de la iglesia, los atacantes obligaron al sacerdote de 84 años a arrodillarse antes de degollarlo y grabaron el crimen en video.

Apenas unos días antes, el 14 de julio, el tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel arrolló a una multitud en el Paseo Marítimo de Niza con un camión de carga.

El ataque era una modalidad que aún no se había visto en el terrorismo contra los países occidentales, aunque se conoce que en Oriente Medio es una táctica popular.

Tanto el atentado en Normandía como el de Niza tienen en común que fueron reivindicados por el Estado Islámico y destacan las armas poco convencionales utilizadas por los perpetradores.

Los rifles de asalto y las bombas habían sido los instrumentos más comunes utilizados por los terroristas, sin embargo, en los últimos ataques han sido sustituidas por otras menos usuales.

Pero está claro que el objetivo que se persigue es el mismo: sembrar el terror y mandar un mensaje de odio. Para ello, los yihadistas se valen de aquello que tengan a su alcance. Para ellos, el fin justifica los medios.

Zona de guerra

El atentado en Normandía ocurre menos de dos semanas después del ataque en Niza, y tras la extensión del estado de alerta en ese país ante la amenaza de más incidentes de este tipo en territorio francés.

Francia no ha sido el único país golpeado por el terrorismo en los últimos días. En Alemania han ocurrido al menos cuatro ataques violentos en apenas una semana.

Las Fuerzas Armadas aliadas han llevado a cabo, desde hace varios meses, ataques coordinados en contra de enclaves del Estado Islámico, principalmente en territorio sirio e iraquí, sin embargo, la guerra parece estarse librando también en territorio europeo.

El presidente galo François Hollande se ha mostrado enfático al señalar que el Estado Islámico declaró la guerra a los franceses y que es una guerra que se tiene que librar con todos los medios.

Soldados de Isis

En 2010, Al Qaeda lanzó en Internet su revista Inspire, con la que buscaba encaminar el radicalismo islámico de países como Alemania o Inglaterra, hacia un terrorismo efectivo.

El manual del guerrillero moderno y con pocos recursos ofrece a los potenciales terroristas ideas para atentar desde su casa y con elementos cotidianos.

En una de las ediciones de la revista digital se detalla a potenciales terroristas cómo perpetrar un ataque ante la ausencia de armas.

Ahí se menciona a los camiones y los cuchillos como alternativas.

“Necesitarás una camioneta o camión, lo más robusto que sea posible. Podrías necesitar colocar cuchillos al frente. Un set de cuchillos de carnicero puede ser suficiente o también finas hojas de acero. No necesitan estar especialmente afiladas ya que, con la velocidad del camión en el momento del impacto, atravesarán cualquier hueso fácilmente”, detalla la publicación.

El terrorista de origen tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel, que cargó contra la multitud en Niza, parece seguir al pie de la letra las instrucciones que se incluyeron en esa publicación.

“El lugar ideal es uno que tenga el mayor número de peatones y el menor de vehículos.  De hecho, si consigues meter en vehículo en una zona peatonal, de las que están en el centro de las ciudades, sería maravilloso”, refiere Inspire.

Amos del terror

El autonombrado Estado Islámico ha recrudecido y diversificado sus atentados en el mundo.

>25 de julio 2016
Normandía, Francia
Dos seguidores del Estado Islámico entraron a una iglesia católica, tomaron a cinco personas como rehenes, degollaron al sacerdote y dejaron a otra víctima en estado crítico.

Ansbach, Alemania
Un refugiado sirio de 27 años hizo estallar varios explosivos cerca de un festival de música, dejando un saldo de una persona muerta y 15 heridas. El atacante fue identificado como miembro de ISIS.

>22 de julio 2016
Munich, Alemania
Alí Sonboy de 18 años, asesinó a nueve personas en un centro comercial e hirió a otras 27 con una pistola 9 milímetros y después de culminado el ataque se suicidaría. Al parecer actuó en solitario.

Baden Würtemberg, Alemania
Un sirio que solicitaba asilo asesinó a una mujer embarazada utilizando un machete, además de herir a dos más. El asesino ya había estado implicando en otras agresiones.

>18 de julio 2016
Wurzburgo, Alemania
Un joven afgano de apenas 17 años tomó por asalto un tren al sur de Alemania y atacó a los pasajeros con un hacha y un cuchillo, hiriendo a cuatro personas. El Estado Islámico reivindicó el ataque.

>14 de julio 2016
Niza, Francia
El tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel arrolló a una multitud en el Paseo Marítimo de Niza con un camión de carga.

>13 de junio 2016
Magnanville, Francia
Un policía y su pareja murieron acuchillados por un hombre que se declaró seguidor del Estado Islámico. El atacante murió durante el asalto de la policía francesa.

>3 de febrero 2015
Niza, Francia
Moussa Colilaby atacó con un cuchillo e hirió a 3 soldados que patrullaban a las puertas de un centro comunitario judío.

>11 de enero 2015
París, Francia
Amedy Coilabaly asesinó a tiros a una joven policía municipal en prácticas en Montrouge, en París. Un día después entró en una tienda de alimentos con dos fusiles y varios artefactos explosivos y mató a cuatro ciudadanos judíos.

>7 de enero 2015
ParÍs, Francia
Un individuo que intentaba atacar una comisaría de policía, en el aniversario de los ataques contra Charlie Hebdo murió a manos de la policía. Portaba un cuchillo de carnicero y un falso cinturón suicida.