Miau, miau”, comenzó a expresar ‘el hombre gato’, llamado Gilad Pereg, durante su juicio llevado a cabo debido al asesinato de su madre y tía, quienes perdieron la vida a principios de 2019 en la provincia argentina de Mendoza.

Gilad Pereg fue llamado ‘el hombre gato’ y durante la celebración de su juicio comenzó a maullar ante la mirada insólita de los asistentes, mientras que la jueza Laura Gallardo se vio obligada a suspender el evento.

“Señor Gilad Pereg, ¿este es su nombre?”, preguntó la jueza al hombre originario de Israel quien tiene 40 años e ingresó a la audiencia vestido con una camiseta roja y custodiado por dos policías.

La jueza quedó sorprendida cuando el hombre comenzó a maullar frente a todos por lo que le recordó que, antes de entrar ya le había advertido que se comportara con silencio y con decoro.

No obstante el acusado se limitó a emitir maullidos de manera ininterrumpida, en medio del estupor de la audiencia.

Fue por esta razón que la jueza ordenó el desalojo de Pereg de la sala, puesto que no paró de maullar desde que se sentó en el banquillo de los acusados.

‘Señor Pereg, basta’, exclamó la jueza Gallardo, ante lo que él tan solo respondió ‘miau’, palabra que repitió sin parar hasta que fue definitivamente apartado del lugar.

Tras ese percance, el ‘hombre gato’ fue dirigido a una sala contigua al tribunal, desde la cual pudo seguir el resto de la audiencia, aunque no hizo ninguna intervención adicional.

Puedes leer: Reo le corta el pene y saca corazón a hombre que violó a su hija de cinco años

En este juicio, Gilad Pereg afronta cargos por el delito de ‘homicidio agravado por el vínculo’ de su madre Pyrhia Saroussy y por el ‘homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego’ de su tía Lily Pereg, por los que podría ser condenado a cadena perpetua.

La defensa de Pereg tratará de demostrar el carácter ‘inimputable’ del acusado debido a su condición psiquiátrica, una decisión que tomará un jurado popular conformado por seis hombres y seis mujeres.

Según un comunicado del Poder Judicial mendocino, el juicio constará de diez días de audiencia y está previsto que declaren más de cincuenta testigos en ese tiempo.