¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
Nacional

EDWARDSNOWDEN

Sin culpas

Andrea B. Assunto

Edward Snowden, el exempleado de la Agencia Central de Inteligencia y exconsultor de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (EU), vuelve a hacer de las suyas. Esta vez se trata de revelaciones sobre la invasión de la privacidad de presidentes mexicanos.

El periódico alemán Der Spiegel publicó que Edward Snowden le entregó un reporte de la división de Operaciones de Acceso a la Medida (Tailored Access Operations, TAO, por sus siglas en inglés), el cual detalla información sobre las políticas y el sistema de gobierno de Felipe Calderón.


Oct 21, 2013
Lectura 7 min

“En una relación entre vecinos y socios no hay cabida a las prácticas que se alega tuvieron lugar”

- Secretaría de Relaciones Exteriores de México

De Enrique Peña Nieto fueron obtenidos y revisados 85 mil 489 mensajes, algunos enviados por el propio mandatario mexicano

http://www.youtube.com/watch?v=mJ7LnLpBnQk

Edward Snowden, el exempleado de la Agencia Central de Inteligencia y exconsultor de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (EU), vuelve a hacer de las suyas. Esta vez se trata de revelaciones sobre la invasión de la privacidad de presidentes mexicanos.

El periódico alemán Der Spiegel publicó que Edward Snowden le entregó un reporte de la división de Operaciones de Acceso a la Medida (Tailored Access Operations, TAO, por sus siglas en inglés), el cual detalla información sobre las políticas y el sistema de gobierno de Felipe Calderón.

TAO, que pertenece a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) y se dedica a realizar misiones difíciles de investigación sobre objetivos específicos, presuntamente revisó los correos electrónicos de la cuenta del expresidente mexicano. 

Y el espionaje continuó con su sucesor, el actual presidente, Enrique Peña Nieto, de quien fueron obtenidos y revisados 85 mil 489 mensajes, algunos enviados por el propio mandatario. 

Las actividades de TAO, asegura el semanario alemán, van perjudicarán las relaciones entre México y Estados Unidos, ya que el informe precisa que el acceso a las dependencias del gobierno mexicano es solo el comienzo. Los funcionarios de inteligencia estadounidenses pretenden ir tan lejos como sea necesario. 

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, asegura que las razones de este espionaje a gobiernos latinoamericanos son de carácter económico, ya que Washington tiene entre sus objetivos prioritarios a México y Brasil. Este último por Petrobras. 

Y la verdad puede estar de su lado, pues a través de los correos que obtuvo del exmandatario Felipe Calderón, EU tuvo acceso a información privilegiada.

Y lo mismo sucede con el espionaje a Enrique Peña Nieto. Con un programa llamado “DishFire”, los funcionarios de TAO seleccionaron los contactos más relevantes de la agenda del presidente mexicano para darles seguimiento. 

Además, TAO estableció estaciones de espionaje en la Embajada de México en San Antonio, Texas, para interceptar toda la comunicación electrónica de esta sede diplomática. Esta información es transmitida bajo el código “Eveningeasel”.

México reacciona

Ante las revelaciones hechas por Der Spiegel, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México condenó el espionaje de Estados Unidos como una práctica “inaceptable, ilegítima y contraria al derecho mexicano y al derecho internacional”.

“En una relación entre vecinos y socios no hay cabida a las prácticas que se alega tuvieron lugar”, agregó la cancillería mexicana en un comunicado.

La dependencia también se refirió a la promesa del presidente Barack Obama, quien afirmó que se haría una investigación exhaustiva tras las acusaciones de espionaje que publicó el diario brasileño O Globo.

En julio pasado, el periódico reveló que EU había realizado operaciones de espionaje contra Argentina, Colombia, Ecuador, México y Venezuela para obtener información sobre energéticos y petróleo.

En el caso mexicano, la máxima prioridad es el narcotráfico y el liderazgo de la nación. Los asuntos secundarios son la estabilidad económica del país, su capacidad militar y los derechos humanos. 

Un tamal blanco

La operación “Whitetamale” se llevó a cabo en 2009 con el objetivo de espiar a altos funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública federal de México. A través de esta misión, EU obtuvo información de cárteles de la droga y tuvo acceso a temas claves de la agenda diplomática. 

El resultado fueron 260 reportes clasificados que permitieron “a los políticos estadounidenses conducir pláticas exitosas en asuntos políticos y planear inversiones internacionales”, afirma el semanario Der Spiegel. 

No es la primera vez que México es víctima del espionaje de su vecino. El periodista Manuel Buendía documentó en su libro “La CIA en México” que en la década de los 60 operaba en territorio mexicano la estación de espionaje más importante de la Agencia Central de Inteligencia. 

La NSA, sin culpa alguna

La Agencia de Seguridad Nacional se lavó las manos ante las acusaciones que hizo el domingo el gobierno mexicano. 

“No vamos a comentar públicamente cada detalle específico de la actividad de inteligencia, y como política, hemos dejado en claro que el gobierno de Estados Unidos recolecta información como cualquier otra nación. 

“Como el presidente dijo en la Asamblea General de la ONU, hemos iniciado una revisión de la manera en la que se recolecta información para que exista un balance legítimo para la seguridad de nuestros ciudadanos y aliados”, declaró la agencia al semanario alemán. 

Las actividades de inteligencia de EU están generando desconfianza en la comunidad internacional. Los reclamos no solo provienen de México, sino también de Brasil, Francia y otros países que han sido objeto de espionaje. 

Francia

La Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos examinó hasta 70.3 millones de registros de teléfonos celulares franceses en un periodo de 30 días.

El gobierno galo exigió ayer al embajador estadounidense que explicara el programa de espionaje que se aplica a Francia, Gran Bretaña y Alemania. 

Posteriormente, el presidente Barack Obama contactó a su homólogo francés y le informó que Estados Unidos está revisando su política de recolección de información de inteligencia para garantizar un equilibrio entre la seguridad y la privacidad. 

La Casa Blanca dijo que ambos mandatarios acordaron que deben continuar los análisis diplomáticos sobre el tema y aseguró que algunas revelaciones recientes acerca de la NSA han sido distorsionadas. 

La información del periódico Le Monde, escrita en parte por Glenn Greenwald, quien dio a conocer el programa de vigilancia electrónica de la NSA, reveló que cuando se utilizaban ciertos números, las conversaciones eran grabadas automáticamente.

 La operación de espionaje recuperaba además mensajes de texto basados en palabras clave, dijo Le Monde, según los registros del 10 de diciembre al 7 de enero.

“Este tipo de práctica entre socios que invade la privacidad es totalmente inaceptable y debemos asegurarnos, rápidamente, que no vuelva a ocurrir”, dijo el canciller francés Laurent Fabius durante una entrevista en Luxemburgo. (AP)

Brasil

La presidenta Dilma Rousseff, quien exigió al presidente Barack Obama una explicación sobre el espionaje realizado por la NSA a los países aliados, fue la primera en implementar un sistema contra este tipo de operaciones. 

Tras cancelar un viaje a Washington, la mandataria de Brasil emitirá un decreto para definir la instalación de una red interna de comunicaciones para intercambiar mensajes entre entidades gubernamentales con el propósito de protegerse de posibles acciones de espionaje.

Rusia, con Snowden y sin información

Edward Snowden, exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional de EU, dijo que no llevó ningún documento secreto de la agencia a Rusia. También aclaró que ni los funcionarios de inteligencia de este país ni de China tuvieron acceso a los documentos que él poseía antes de salir de Estados Unidos.

En una entrevista con The New York Times, Snowden señaló que todos los documentos que había obtenido los entregó a periodistas durante su estancia en Hong Kong. 

“Hay cero por ciento de probabilidades de que rusos o chinos hayan recibido algún documento”, enfatizó.

Las filtraciones de Snowden han dado pie a miles de artículos sobre las actividades estadounidenses de vigilancia dentro y fuera del país, y detonaron un debate respecto a la legalidad de esas actividades y las implicaciones en materia de privacidad para los ciudadanos comunes. (AP)

 


Notas relacionadas

Jul 26, 2013
Lectura 2 min

EDWARDSNOWDEN

Castigarán asilo

Indigo Staff


Jul 26, 2013 Lectura 2 min

Comentarios