Los escándalos de acoso sexual en Estados Unidos han llegado al mundo de la política. Seis mujeres denunciaron al senador republicano por el estado de Florida, Jack Latvala, de haberlas tocado inapropiadamente sin su consentimiento o de pronunciar comentarios degradantes sobre sus cuerpos.

Las mujeres pidieron no ser identificadas por temor a perder sus empleos, ya que la mayoría trabajaba en el Capitolio de Florida, donde Latvala se desempeñaba como presidente de la Comisión de Presupuesto del Estado.

De inmediato, el senador republicano Jack Latvala, quien también es candidato a gobernador, negó los señalamientos.

“Estoy bendecido. Tengo un matrimonio de más de 40 años. Tengo dos hijas. Y cuando ellas están su trabajo, me horrorizaría si las trataran de manera incorrecta. Es repugnante si alguien hace eso”, dijo el republicano tras ser acusado de hostigamiento.

El gobernador de Florida, Rick Scott, afirmó este lunes que Latvala debería dejar su puesto si las acusaciones son ciertas.

Despedido

El presidente del Senado Joe Negron destituyó a Latvala como presidente de la Comisión de Asignaciones Presupuestarias y lo reemplazó por el senador Rob Bradley. Asimismo, Negron ordenó que inicie una investigación sobre las afirmaciones de las mujeres.

Las afirmaciones fueron publicadas primero la semana pasada por el sitio Politico Florida.

Con información de AP