https://www.youtube.com/watch?v=CxTlmcBvib4&list=UUCCjc1piE1mIrhcE3ejENeA

Sonríen al conflicto 

Para sobrellevar el estrés, la preocupación y la resistencia civil bajo la presión del conflicto, los israelíes que se encuentran en refugios han publicado selfies sobre su vida en estos lugares, en un grupo de Facebook. 

El diario Haaretz asegura que esto ha sido una manera de encontrar “consejos útiles, ligereza, y sobre todo, una manera de unirse en el aislamiento seguro de un cuarto o un refugio antiaéreo”. 

La creadora, Sara Eisen, asegura que si “hay una selfie para todo, ¿por qué no de los refugios?”. 

“Sin embargo, las imágenes también ponen en relieve un fuerte contraste. Como explica la reportera  Sophia Jones de The WorldPost, desde Gaza, donde Israel ha bombardeado más de mil objetivos: ‘no hay selfies del refugio antiaéreo aquí, no existen refugios. Ni sirenas siquiera’”, informó The Huffington Post el pasado julio. 

Pero los usuarios del grupo se han defendido ante acusaciones como esta.

“Solo quiero tomar un momento para decir que estamos intentando mantenernos cuerdos en esta guerra loca. Nuestras imágenes son una manera de expresar nuestra supervivencia mientras cohetes son lanzados (esperemos) alrededor de nosotros”, publicó Stephen Epstein en el grupo de Facebook “Bomb shelter selfies”. 

Big Brother, edición bombas 

Ni las bombas lograron detener el rodaje del programa Big Brother en Israel. 

Debido a los altos niveles de rating que estaba recibiendo el programa, el grupo mediático Keshet “decidió mantenerlo al aire y proporcionar un refugio para los participantes en la localidad de Neve Ilan, al oeste de Jerusalén”, informó DailyMail el pasado 30 de julio. 

Los productores incluso instalaron alarmas en la propiedad que anuncian a los participantes cuando deben ingresar al refugio. 

Según Ran Telem, el vicepresidente del programa, la audiencia “aprecia el descanso, por ello hacemos un esfuerzo a pesar de la situación para mantenernos al aire”, dijo a Hollywood Reporter. 

“El contrato que tenemos con los televidentes es que cuando haya algún dato importante, regresamos a las noticias inmediatamente”, añadió. 

Pero este parece ser el único programa que los israelíes están dispuestos a ver. Según Daily Mail, Keshet ha perdido alrededor de 13 millones de dólares, desde que estalló la crisis.

Ganan la batalla de belleza

Lo que la empresa Granier trató de hacer como un acto de solidaridad, le costó unos cuantos consumidores. 

“Paquetes de desodorantes, jabones y otros cosméticos fueron enviados a las soldados israelíes”, publicó Al Jazeera el pasado 4 de agosto. 

Posteriormente, el grupo de Facebook “Stand with us” publicó imágenes de las mujeres con sus productos, lo cual ocasionó la reacción de miles de usuarios.

Las críticas contrarrestaban la acción con la situación en la que se encuentran los civiles que sufren los bombardeos.

“No me había dado cuenta que era importante verse bien mientras asesinan a civiles inocentes”, indicó una usuario.