Simpatizantes del presidente Donald Trump ingresaron de manera violenta la tarde de este miércoles al Capitolio de los Estados Unidos.

Minutos antes, miles de personas se manifestaban a las afueras del reciento, hasta que un grupo derribó las vallas, subió las escaleras e ingresó al lugar.

El evento, que no tiene precedente alguno en la historia de aquel país, provocó que el Congreso frenara la discusión sobre la victoria presidencial de Joe Biden.

Esta misma mañana, el presidente Trump pidió a sus seguidores acudir al Capitolio para apoyar a los legisladores que buscarían revertir el resultado de las elecciones.

Si bien el mandatario no pidió invadir el Capitolio, su discurso de odio y las falsas acusaciones de fraude electoral avivaron los ánimos de estas personas.

Históricamente, la ceremonia del conteo electoral ha sido una mera formalidad, pero el ambiente creado por Trump la ha convertido en un punto trascendental en el proceso.

Ante el clima de violencia y hostilidad, autoridades de Washington decretaron un toque de queda que comenzará a aplicar después de las 18:00 horas (tiempo local).

Mientras que el propio Trump tuiteó en apoyo a la policía del Capitolio, pues realmente están del lado del país.

En un tuit previo, Trump reclamó a su vicepresidente Mike Pence, quien dijo no tener facultades para rechazar los resultados de las elecciones, tal y como se lo había pedido el presidente.

“Mike Pence no tuvo el coraje de hacer lo que debería haberse hecho para proteger nuestro país y nuestra Constitución, dando a los estados la oportunidad de certificar un conjunto de hechos corregidos, no los fraudulentos o inexactos que se les pidió que certificaran previamente. ¡Estados Unidos exige la verdad!”, tuiteó.

De acuerdo con The New York Times, Pence fue sacado del Capitolio por el Servicio Secreto para resguardarlo.

Mujer herida de bala

Al menos una persona resultó herida de bala durante la toma violenta del Capitolio por simpatizantes del presidente Donald Trump.

El video publicado por los medios estadounidenses deja escuchar una detonación y luego una mujer recostada y con manchas de sangre.

Hasta el momento se desconoce el estado de salud de la víctima o quién acciono el arma, si uno de los manifestantes o algún integrante de las fuerzas de seguridad.

Lo único que se sabe con certeza es que la persona fue trasladada a un hospital para ser atendida en los servicios de urgencias.