Twitter impidió este fin de semana el acceso a una red de perfiles que archivaban tuits borrados por políticos alrededor del mundo. 

Las cuentas –conocidas colectivamente como Politwoops– eran manejadas por la Open State Foundation (OSF).

De acuerdo con un comunicado de la organización, Twitter comunicó que la red social no distinguía entre políticos y usuarios regulares. 

“Imagínense qué estresante –y posiblemente pavoroso- sería tuitear si fuera inmutable e irrevocable”, le dijo la compañía a OSF.

En tanto, el director de OSF, Arjan El Fassed, comentó que “lo que los políticos dicen en público debe estar disponible para todos”.