Más de cien mujeres se despojaron de sus ropas y posaron con espejos ayer en Cleveland, atendiendo el llamado de un fotógrafo para conjugar arte y política y mostrar a Donald Trump como incapaz de ocupar la Casa Blanca.

 De acuerdo con reportes de El Nuevo Herald, las mujeres se congregaron en la víspera de la convención republicana, donde el polémico millonario será designado candidato del partido para las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

 El fotógrafo estadounidense Spencer Tunick dejó claro que la puesta en escena tenía motivos políticos, un mensaje dirigido a Trump.

 “Es un perdedor”, dijo Tunick luego de congregar a 130 mujeres al amanecer para la foto, en la que finalmente solo aparecen unas 100, y que será develada poco antes de la elección presidencial.

Toque republicano

La toma se hizo a la vista del Quicken Loans Arena, en Cleveland, que alojará los cuatro días de folclor republicano, con la bandera estadounidense y la simbología del partido en el fondo.

“Nos infiltramos y tuvimos exito”, celebró el fotógrafo Spencer Tunick.

Aunque es ilegal quitarse la ropa en público en Cleveland, las mujeres se congregaron en un terreno privado y la policía no pudo intervenir.