Pese a que continúa la emergencia sanitaria en todo el mundo por la pandemia causada por COVID-19, un sacerdote arrancó el cubrebocas de una mujer durante la celebración del Domingo de Ramos.

El sacerdote incluso calificó el uso del cubrebocas como “una babosada”.

Los hechos sucedieron en el municipio de Corquín, en la región de Copán, al extremo oeste de Honduras.

El sacerdote fue identificado como Rolando Peña, de 60 años y en un video que circula en redes sociales se escucha como presume que no utiliza ningún tipo de protección para prevenir la enfermedad.

“Mire yo como ando, ve… Quítesela, vámonos libres, descubramonos”, asegura. “No me voy de aquí hasta que no se quiten las mascarillas”, agregó.

Lee: Sacerdote fallece por Covid-19 en León; piden a feligreses hacerse prueba

En las imágenes también se observa que le retira el cubrebocas a otro asistente, diciendo que las mascarillas “son un negocio”.

La acción ocurrió mientras el padre Orlando Peña dirigía unas palabras a los feligreses en una ceremonia que estaba siendo transmitida por televisión.

Este lunes, entrevistado por el canal HCH, el sacerdote Peña justificó su actitud y aseguró que solo estaba bromeando.


Esta babosada, yo lo uso, pero esto no me va a salvar de un cáncer, de una anemia o de cualquier otra enfermedad. La gente malinterpreta las cosas que yo digo

Rolando Peña

Sacerdote


El sacerdote expresó que se debe tener confianza en Diosy agregó si “le afecté, yo pido perdón, pero es mi manera de ser”.

Al respecto, Darwin Andino, obispo de la Diócesis de Occidente, a la que pertenece el templo de Corquín, aclaró que el sacerdote “no tiene la autoridad” para obligar a los feligreses a incumplir las medidas de prevención contra COVID-19.

Te recomendamos: Hallan muertos a dos sacerdotes en Poza Rica, Veracruz