¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
Nacional

ROUSSEFF

Rousseff luchará

Indigo Staff

Pocas horas después de que el Senado votó para que se iniciara un juicio político en su contra y la suspendiera del cargo, la presidenta de Brasil Dilma Rousseff atacó el proceso al que calificó de “fraudulento” y prometió pelear lo que ella llamó una injusticia moral más dolorosa que las torturas que padeció en la pasada dictadura militar.


May 13, 2016
Lectura 3 min

Es la cosa más brutal que le puede pasar a un ser humano: ser condenado por un crimen que no cometió” 

- Dilma Rousseff

Presidenta de Brasil

Pocas horas después de que el Senado votó para que se iniciara un juicio político en su contra y la suspendiera del cargo, la presidenta de Brasil Dilma Rousseff atacó el proceso al que calificó de “fraudulento” y prometió pelear lo que ella llamó una injusticia moral más dolorosa que las torturas que padeció en la pasada dictadura militar.

Rousseff, primera presidenta mujer de Brasil, prometió usar todos los recursos legales a su alcance para defenderse, a las puertas de un juicio en que los senadores van a decidir si la van a destituir, o no, por presuntamente hacer maniobras contables ilegales cuando manejó el presupuesto federal.

“Pude haber cometido errores, pero nunca he cometido crímenes”, dijo Rousseff en una alocución de 14 minutos y con la voz entrecortada en algunos momentos. “Es la cosa más brutal que le puede pasar a un ser humano: ser condenado por un crimen que no cometió. No hay justicia más devastadora”.

La decisión del Senado vino después de meses de intensa batalla política en medio de la rabia del pueblo por un enorme escándalo de corrupción en la estatal petrolera Petrobras y una debacle económica, que arrojó al gigante latinoamericano a la incertidumbre política a solo unos meses de la celebración de los Juegos Olímpicos.

“Soy víctima de una gran injusticia”, dijo Rousseff ante miles de partidarios al salir del Palacio de Planalto.

Partidarios enfurecidos

Los partidarios de Rousseff, también enfurecidos, consideran que el impeachment es un golpe de Estado y amenazaron con realizar protestas a gran escala y huelgas. Los enemigos de la mandataria insisten en que violó la ley y que los profundos problemas políticos, sociales y económicos del país solo pueden solucionarse si la Presidenta sale del poder.

La votación, 55 votos a favor y 22 en contra, supone que el vicepresidente y otrora aliado de Rousseff, Michel Temer, asumirá como Presidente interino del país. El senado tiene 180 días para celebrar el juicio y decidir si la mandataria debe ser destituida, o no. (AP)

Y Temer, ‘chamaqueado’

El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, fue víctima de una broma radial a pocas horas de conocerse que el Senado de ese país aprobó la suspensión a Dilma Rousseff.

Radio El Mundo llamó al presidente provisional brasileño y le hizo creer que en línea se encontraba el presidente Mauricio Macri, quien quería felicitarlo por su “ascenso”. En realidad el que habló fue el conductor del programa Jorge García.

En la breve conversación Temer aceptó las felicitaciones del “mandatario argentino” y le dijo que quería visitarlo en su país: “Muchas gracias, presidente. Yo quiero luego visitarlo en Argentina”.

Comentarios