Reporte Indigo

ITALIA

Robar comida no es un crimen

Robar pequeñas cantidades de comida para prevenir la hambruna no es considerado un delito, falló ayer la Corte de Apelaciones más alta de Italia.

Los jueces revirtieron una acusación por robo en contra de Roman Ostriakov luego de que este hurtara queso y salchichas con un valor de 4.07 euros (82 pesos) de un supermercado, reportó ayer la BBC.

Ostriakov, un indigente ucraniano, sustrajo la comida “frente a la necesidad inmediata y esencial de alimentos”, concluyó la Corte de Apelaciones.

Por ello, la acción del acusado no es un crimen, dijo.

Salchichas y queso

Un cliente informó a la seguridad de la tienda en 2011, cuando Ostriakov intentó salir de un supermercado en Génova con dos piezas de queso y un paquete de salchichas en su bolsillo, cuando solo pagó por unos bocadillos de pan.

En 2015, el ucraniano fue acusado de robo y sentenciado a seis meses de prisión y a una multa de 100 euros.

Pero para los jueces, el “derecho a la supervivencia se sobrepone a la propiedad”, decía un editorial publicado en el diario La Stampa.

En momentos de dificultad económica, el fallo de la Corte de Apelaciones “recuerda a todos que en un país civilizado ni siquiera los peores hombres deben pasar hambre”.

Exit mobile version