23

de 41 países analizados aumentaron la cifra de niños pobres desde el 2008


Todos los países necesitan fuertes redes de seguridad social para proteger a los niños en los buenos y malos tiempos


Irlanda, Croacia, Letonia, Grecia e Islandia incrementaron la tasa por más de 50%


En Estados Unidos: 34 de los 50 estados han aumentado sus niveles de pobreza infantil. En el 2012, 24.2 millones de niños sufrían de pobreza

http://youtu.be/Cz9jT_CjRV0

El mundo acoge a millones de niños que sufren a diario de pobreza. Y aunque gobiernos y organizaciones intenten muchas veces ayudarlos, hay factores que los llevan contracorriente y agravan la situación. 

La Gran Recesión que sufrió el mundo en el 2008 es una de las causas de que cientos de miles de menores de edad que residen en países ricos hayan caído bajo el nivel de pobreza en todo el mundo, pero sobre todo en naciones que se consideran ricas. 

“Millones de niños padecieron los efectos inmediatos y directos de la recesión (más que otros grupos vulnerables como los ancianos) y muchos de ellos sufrirán sus consecuencias de por vida. Y, ciertamente, sus efectos no se han repartido de manera uniforme entre todos los niños de todos los países”, publicó ayer en un reporte la UNICEF. 

En la publicación “Los niños de la recesión: el impacto de la crisis económica en el bienestar infantil en los países ricos”, los autores reportaron el estudio de 41 países ricos de la Organización de Cooperación de Desarrollo Económico (OCDE) y la Unión Europea (UE) y concluyeron que el número de niños pobres aumentó en 2.6 millones desde el 2008. 

“La recesión ha golpeado con extrema dureza a los jóvenes, de ahí que el porcentaje de ellos que no cursan estudios ni trabajan (conocidos como NINI) haya crecido de forma espectacular en muchos países”, reporta el informe. 

También, “los niños más pobres y vulnerables han sufrido con mayor intensidad. La desigualdad ha aumentado en algunos países donde la pobreza infantil general ha disminuido, lo que indica que las reformas fiscales y las transferencias sociales dirigidas a ayudar a los niños más pobres han resultado relativamente ineficaces”, añade. 

Por su parte, el jefe de UNICEF de Política y Estrategia Mundial, Jeffrey O’Malley, dijo que la investigación muestra “que las fuerzas de la política de protección social fue un factor fundamental para la prevención de la pobreza. Todos los países necesitan fuertes redes de seguridad social para proteger a los niños en los buenos y malos tiempos”. 

Sin embargo, aquellas naciones que no estuvieron lo suficientemente preparadas para un problema como el del 2008 causaron el desplome del empleo, los salarios y las ayudas públicas hundiendo así los ingresos de los hogares, lo que los arrojó por debajo del umbral de pobreza. 

“Todos los países afrontaron decisiones difíciles, restricciones presupuestarias y recesiones cada vez más graves. La enormidad de tales retos no debería subestimarse. La demanda de medidas de austeridad fue intensa, al igual que los ruegos de otros sectores vulnerables. En ese contexto fue inevitable hacer concesiones. Sin embargo, cabe preguntarse cuántos niños más habrían podido recibir ayuda si con anterioridad se hubieran aplicado políticas de protección más sólidas y si estas se hubieran reforzado durante la recesión”, concluye el informe. 

Lo que se debe hacer

Principios y recomendaciones de la UNICEF a los gobiernos cuando formen estrategias para fortalecer la protección infantil:

1. Comprometerse de forma explícita a poner fin a la pobreza infantil en los países desarrollados. Los países deben dar absoluta prioridad al bienestar infantil en su respuesta a la recesión, de manera que se armonicen las obligaciones éticas con los intereses propios.

2. Rescatar, prevenir y dar esperanza. Deben promoverse oportunidades para interrumpir los ciclos de vulnerabilidad infantil. Garantizar unos estándares sociales mínimos sería un paso muy positivo.

3. Producir datos más fiables en los que fundamentar el debate público. Debe mejorarse la disponibilidad, la oportunidad y la pertinencia de la información sobre el bienestar infantil.

Países que disminuyeron su nivel de ingreso respecto a años anteriores:

> Grecia: 14 años
> Irlanda, Luxemburgo y España: 10 años
> Islandia: 9 años
> Italia, Portugal y Hungría: 8 años

Donde esquivaron el golpe

Según el reporte, países como Australia, Chile, Finlandia, Noruega, Polonia y la Eslovaquia redujeron los niveles de pobreza infantil en un 30 por ciento. 

 “Es digno de mención que en esta crisis social sin precedentes muchos países hayan logrado limitar e incluso reducir la pobreza infantil”, apunta el documento. 

Esto se debe a que muchas de estas naciones reforzaron el sistema de protección, e incrementaron las ayudas o aprobaron nuevas. 

“Países con una mayor solidez de los sistemas de protección social previos a la crisis y donde se han tomado, con posterioridad, decisiones políticas encaminadas a reforzar la seguridad de la infancia”, informó ayer El País. 

Por ello, las naciones que lograron mejorar la situación, son ejemplo de que quienes invierten en los niños pueden evitar que caigan en la pobreza o incluso pueden sacarlos de ella.