ST. PETERSBURG, Florida, EE.UU. (AP) — El FBI identificó el jueves los restos humanos encontrados en una reserva natural de Florida como los de Brian Laundrie, quien era sospechoso en el caso de la muerte de su novia Gabby Petito, ocurrida mientras la pareja realizaba un viaje por carretera a través de Estados Unidos.

Los restos, una mochila y un cuaderno que se cree pertenecían a Laundrie fueron hallados el miércoles en la Reserva Carlton, un área silvestre de Florida, de acuerdo con el FBI. La zona en la que fueron hallados había estado bajo el agua durante búsquedas anteriores.

La oficina del FBI en Denver informó en un comunicado de prensa que un comparativo de registros dentales confirmó que los restos pertenecían a Laundrie, de 23 años.

El cuerpo de Petito, de 22 años, fue hallado el 19 de septiembre en los límites del Parque Nacional Grand Teton de Wyoming, que la pareja había visitado. El médico forense de la zona concluyó que la joven había fallecido por estrangulamiento y que su cadáver llevaba tres o cuatro semanas en el lugar donde fue encontrado. La familia de Petito reportó su desaparición el 11 de septiembre, lo que dio pie a una búsqueda en gran escala que atrajo la atención de los medios de comunicación en el mundo y la cual estuvo centrada principalmente en la Reserva Carlton.

Lee también: Gabby Petito fue estrangulada 4 semanas antes de que su cuerpo fuera encontrado: forense

El descubrimiento de los restos de Laundrie puso fin a la búsqueda, en la que participaron agentes federales, estatales y locales. Él había regresado solo el 1 de septiembre a casa de sus padres en North Port, Florida, en la camioneta Ford que la pareja se llevó a su viaje.

Fue reportado como desaparecido el 14 de septiembre tras decirle a sus padres que iba a dar una caminata en la Reserva Carlton, que se encuentra cerca de la casa de los Laundrie. Es una región boscosa y pantanosa que alberga caimanes, coyotes, linces, víboras y diversos animales más.

La intensa atención prestada al caso de Petito ha dado lugar a nuevas exhortaciones para que la gente ponga más atención a los casos que involucran a mujeres indígenas y personas de otras minorías étnicas que han sido reportadas como desaparecidas.