El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, anunció que el país comenzará un mes de confinamiento, a partir del próximo jueves 5 de octubre, debido al aumento de casos de COVID-19.

Así, Inglaterra se une a países, como Francia, que decretaron un nuevo periodo de encierro ante los repuntes de contagios y muertes.

LEER: NUEVO CONFINAMIENTO, FRENÓN A LA NUEVA NORMALIDAD

El cierre incluye a comercios y negocios no esenciales y a locales que ofrecen hospedaje, al igual que el primer periodo de cuarentena.

Sin embargo, durante este nuevo confinamiento de un mes, las escuelas y universidades seguirán abiertas.

Bares y restaurantes sólo ofrecerán servicio para llevar.

Una de las únicas actividades permitidas a los ciudadanos es la realización de ejercicio en exteriores, siempre y cuando se respeten las medidas sanitarias.

Johnson, quien durante la primera ola de la enfermedad se enfrentó a ella y salió victorioso, dijo que así se evitarían miles de muertes diarias.

Con más de 22 mil casos en las últimas 24 horas, Reino Unido registra un millón de casos positivos de coronavirus, desde que inició la pandemia en marzo de 2020.