¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

Latitud

Regresan los saqueos a Argentina

Mariana Recamier

Regresan los saqueos y el descontento social por la crisis económica al país sudamericano. Ante esto, el presidente Mauricio Macri anunció nuevas medidas económicas, no obstante, la muerte de un joven durante los robos a comercios recuerda los tiempos del corralito financiero y la renuncia de Fernando de la Rúa


Sep 6, 2018
Lectura 4 min
portada post

Los saqueos en Argentina por la crisis económica han provocado incluso el fallecimiento de una persona. Un joven murió el lunes pasado durante un enfrentamiento entre la policía y un grupo de 50 personas que intentaban ingresar a un supermercado para saquearlo en la ciudad de Sáenz Peña, en la provincia de Chaco.

Desde el fin de semana pasado circulaban por grupos de WhatsApp y por las redes sociales supuestas convocatorias para saquear comercios en diferentes ciudades de Argentina.

Al menos nueve personas fueron detenidas el sábado tras saqueos a algunos supermercados en distintas ciudades, luego de la devaluación del peso argentino en los últimos días.

Los saqueos ocurrieron en las provincias de Chubut, Mendoza y Chaco debido a la crisis económica protagonizada por la constante devaluación de la moneda nacional.

En las cadenas de WhatsApp se leían mensajes como “saqueos en Comodoro, hambre de Macri”, “el sábado empezamos por Walmart”, “vamos por alimento”, “vamos por todo”, “el sábado tenemos que juntarnos todos cerca para caer”.

Según las convocatorias, el objetivo de los saqueos era robar pañales, electrodomésticos y demás productos de primera necesidad. En las fotografías de los saqueos se ve a personas cargando alimentos principalmente.

Nuevas medidas económicas

Ante la crisis, el presidente de Argentina Mauricio Macri anunció medidas de emergencia el lunes

Esta estrategia busca resolver una crisis cada vez mayor por la caída del peso, sólo días después de que el banco central interviniera con un aumento drástico en las tasas de interés.

En un discurso televisado el lunes por la mañana, Macri dijo que tratará de reducir el déficit presupuestario del gobierno mediante la imposición de un nuevo impuesto a las exportaciones. También dijo que eliminará más de la mitad de los ministerios en su gabinete.

“Lo que tenemos que enfrentar es un problema de base, que es no gastar más de lo que tenemos. Esta crisis no es una más. Tiene que ser la última”, aseguró Macri.

A pesar del anuncio, el peso argentino continuó su desplome y perdió un tres por ciento frente al dólar en las transacciones financieras.

La moneda del país sudamericano ha perdido casi el 50 por ciento de su valor frente al dólar este año, una caída que se ha acelerado recientemente.

Para tratar de detener el desplome de la divisa, la semana pasada el Banco Central de la República Argentina elevó la tasa de interés a un 60 por ciento.

Además, Argentina busca que el Fondo Monetario Internacional acelere el desembolso de un crédito de 50 mil millones de dólares que fue firmado este año.

El recuerdo del corralito

Las medidas económicas del gobierno y las protestas por las crisis reavivan el recuerdo del corralito financiero.

El llamado corralito financiero fue instaurado el 3 de diciembre del 2001 por el gobierno del expresidente Fernando de la Rúa y su ministro de Economía, Domingo Caballo, para evitar el colapso del sistema financiero.

El decreto sólo permitía extraer 250 dólares semanales de los bancos, lo cual motivó un enorme descontento con un estallido social que determinó la caída del gobierno tras la muerte de más de 30 personas que protestaban en la calle.

Durante el transcurso de las protestas, 39 personas fueron asesinadas por las fuerzas policiales y de seguridad, entre ellos 9 menores de edad, en el marco de la represión ordenada por el gobierno para contener las manifestaciones.

A la par de la huelgas y protestas, varios comercios de zonas empobrecidas del interior del país y de Buenos Aires sufrieron saqueos por parte de sectores de la población desocupadas e indigentes.

Los sectores de clases sociales bajas se llevaron comida y mercadería de grandes supermercados, pero también de negocios de barrios pobres. En esos siete días de saqueos fueron asesinadas siete personas por las fuerzas de seguridad y los propios comerciantes.

Los saqueos del fin de semana pasado recuerdan esas protestas contra el gobierno de Fernando de la Rúa. El robo a comercios puede ser la antesala de la renuncia de otro presidente argentino.


Notas relacionadas

Nov 13, 2018
Lectura 2 min

Nov 12, 2018
Lectura 2 min

Comentarios