YEDA, Arabia Saudí (AP) — Un enorme incendio estalló el viernes en un depósito de petróleo en Yeda, ciudad en la que está programado el Gran Premio de Arabia Saudí de la Fórmula Uno para el fin de semana. Rebeldes hutíes de Yemen reconocieron haber lanzado una serie de ataques en el reino.

Aunque las autoridades saudíes y su empresa petrolera estatal Saudi Aramco aún no han reconocido el siniestro, las llamas parecían surgir del mismo depósito de combustible que los hutíes atacaron en días recientes. La TV estatal saudí reconoció que hubo una “operación hostil” contra el depósito, sin entrar en detalles.

Los ataques se registran con Arabia Saudí aún al frente de una coalición que combate contra los hutíes respaldados por Irán, los cuales tomaron la capital de Yemen, Saná, en septiembre de 2014. El reino, que entró a la guerra en Yemen en 2015, ha sido criticado a nivel internacional por sus ataques aéreos que han cobrado muchas vidas de la población civil, algo que los hutíes mencionan como razones cuando lanzan ataques con drones, misiles y morteros contra el reino.

La planta granelera del norte de Yeda se encuentra justo al sureste del aeropuerto internacional de la ciudad, una zona crucial para los peregrinos musulmanes que se dirigen a La Meca. Videos del incendio difundidos por internet corresponden a partes geográficas conocidas en los alrededores de la planta.

Lee también: Corea del Norte confirma lanzamiento de su mayor misil balístico intercontinental hasta ahora

Saudi Aramco ni funcionarios del gobierno saudí han respondido de momento a las peticiones de comentarios de parte de The Associated Press.

Un fotoperiodista de la AP que cubre las sesiones de práctica para el GP de la F1 en Yeda vio una columna de humo a la distancia por el este de la ciudad, justo después de las 5:40 de la tarde, hora local. Al tiempo que las llamas aumentaban, las partes superiores de los tanques de la planta se veían claramente.

Por ahora se desconocen las causas del incendio.

El Gran Premio de Arabia Saudí se corre el domingo en su segundo año, si bien algunos han planteado preocupaciones respecto a los recientes ataques contra el reino.

La televisión estatal saudí reconoció los ataques registrados en el poblado de Dhahran contra tanques de agua. Tales ataques causaron daños en vehículos y viviendas.