A favor

> Apoyo de Lula 
El expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva, ícono político en Brasil que cuenta con gran popularidad nacional e internacional, continúa respaldando a la mandataria. 

> Esfuerzos internacionales  
Su trabajo, principalmente en el marco de la alianza BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), ha diversificado las relaciones políticas y económicas de su país.

> Números
 Desde que inició el proyecto del Partido de los Trabajadores en 2003, con Lula da Silva, el número de personas que viven en condiciones de pobreza ha disminuido considerablemente: 36 millones se han sumado a la creciente clase media brasileña.

En contra

> Desaceleración económica
Después de registrar porcentajes altos de crecimiento en la última década, la economía brasileña ha crecido a un promedio de apenas 2 por ciento anual desde 2011.

> Descontento social
Las crecientes tasas de inflación y el aumento en el costo de los servicios públicos, aunados a un excepcional gasto gubernamental con motivo de la Copa del Mundo, han provocado protestas y disturbios. 

Fracaso futbolero
> La trágica eliminación de Brasil de la Copa del Mundo en 2014  ha dejado emocionalmente deprimida a gran parte de la población. Muchos de los aficionados afligidos se han desquitado con la presidenta Dilma Rousseff.