Ghislaine Maxwell, socialité amiga de la realeza británica, presidentes y multimillonarios, fue sentenciada este martes a 20 años de prisión por ayudar al millonario Jeffrey Epstein, su expareja, a abusar sexualmente de menores.

Esto luego de que en un juicio se explorara la forma en la que la socialité atrajo decenas de niñas vulnerables de apenas 14 años de las que luego abusaba Epstein, actos, en los que también llegaba a participar Maxwell.

Conoce más: Condenan a Ghislaine Maxwell a 20 años de prisión por ayudar a Epstein en abusos sexuales

Además, en diciembre, un jurado la declaró culpable de tráfico sexual, transporte de un menor de edad para participar en actos sexuales ilegales y dos cargos de asociación delictuosa. Por lo cual pasará años en prisión.

¿Quién es Ghislaine Maxwell?

Ghislaine Maxwell es la novena y última hija del magnate de los medios británicos Robert Maxwell. Nació el 24 de diciembre de 1961; no obstante, tres días después su hermano Michael chocó y pasó 7 años en coma.

Esta situación provocó que su familia le prestara poca atención a la más pequeña, por lo cual, luego de que en 1965 Ghislaine Maxwell confrontara a su madre por la falta de amor y cuidados, comenzaron a llenarla de cariños y atenciones.

Y, aunque su padre siempre fue duro con su educación y la de sus hermanos, llegando incluso a la ira y el abuso, Ghislaine Maxwell se convirtió en su favorita, pues siempre buscaba complacerlo. Así, él llamó en su nombre al yate privado: Lady Ghislaine.

De esta forma, Ghislaine llevó una vida de lujos, se crió en Headington Hill Hall, una gran mansión de estilo italiano con vistas a Oxford en el Reino Unido, en donde sus padres daban costosas fiestas a la que asistían políticos, celebridades y personalidades de los medios.

Fue educada en Marlborough College y en la Universidad de Oxford, donde estudió historia moderna e idiomas. Su padre la puso a cargo de su club de fútbol, el Oxford United, y desde entonces, Ghislaine siempre buscó estar cerca de personas importantes.

“Ella era una de esas personas en las fiestas que siempre miraba por encima de tu hombro para ver si había alguien más poderoso o más interesante mientras te besaba en el aire”, recordó la escritora Anna Pasternak para la BBC.

Tras su paso por la escuela, su padre le puso su propia empresa de regalos corporativos; no obstante, Ghislaine Maxwell siempre fue vista como una socialité, conviviendo con personas como Bill Clinton, Donald Trump y el príncipe Andrés.

No obstante, su vida cambió en noviembre de 1991, cuando su padre desapareció de la cubierta del Lady Ghislaine frente a las Islas Canarias y posteriormente fue encontrado muerto.

Tras este hecho, se supo que había tomado dinero de los fondos de una empresa para mantener sus otros negocios e incluso un año después Robert, Ian y Kevin Maxwell, fueron arrestados y acusados de fraude, aunque finalmente los absolvieron.

De esta forma, en 1992 Ghislaine Maxwell se fue a vivir a Manhattan, en donde se dedicó a trabajar en bienes raíces; no obstante, seguía cerca de todas las personas influyentes e importantes de Estados Unidos.

Poco después conoció al financiero multimillonario Jeffrey Epstein con quien entabló una relación sentimental; no obstante, posteriormente pasaría a ser su asistente y confidente, lo cual duró desde 1994 hasta 2008.

Así, durante este tiempo Maxwell conseguía, preparaba y presentaba a mujeres y niñas para satisfacer los apetitos sexuales de Epstein; mientras también administraba las propiedades del multimillonario.

Hasta que en 2005 los padres de una menor de 14 años acusaron a Jeffrey Epstein de haber abusado sexualmente de su hija y en 2008 recibió una sentencia por 18 meses.

Así, Maxwell se comenzó a alejar de él y optó por mantener un perfil bajo. Fue hasta 2012 que volvió a aparecer públicamente, debido a que fundó la organización TerraMar Project, para la protección de los océanos.

Con este proyecto, llegó a ser invitada por las Naciones Unidas para dar conferencias; no obstante, cuando en 2019 Jeffrey Epstein fue de nuevo detenido por cargos de tráfico sexual, Maxwell cerró su organización y desapareció nuevamente.

Hasta que el FBI la detuvo, el 13 de agosto de 2020, en una mansión en el estado de New Hampshire. Un año después de que su expareja, Jeffrey Epstein, se suicidara en la cárcel mientras esperaba el juicio.

Así, fue culpada de seis cargos y encarcelada este martes por cinco, incluidos el tráfico sexual de menores, y por reclutar y preparar a cuatro jóvenes para que tuvieran encuentros sexuales con Epstein.