Una investigación realizada por científicos españoles muestra una estrecha correlación entre la vitamina D y el COVID-19.

Los resultados del estudio demuestran que pacientes con un nivel bajo de vitamina D, con COVID-19, se agravaban hasta necesitar hospitalización.

Los científicos llegaron a esta conclusión después de analizar a 216 pacientes hospitalizados por COVID-19, en un hospital de Santander, España.

Los niveles de vitamina D presentes en la sangre de estos 216 pacientes fueron menores en comparación con 197 personas que no estaban ingresadas en el hospital, sin registro de la enfermedad.

Los médicos encontraron deficiencia de vitamina D en el 82,2 por ciento  de las personas hospitalizadas, frente al 47.2 por ciento en el grupo de control.

TE SUGERIMOS: EUROPA LLEGA A 10 MILLONES DE CASOS COVID MIENTRAS ENFRENTA SEGUNDA OLA DE CONTAGIOS

Aquellas personas con niveles bajos de vitamina D presentaron un mayor porcentaje de hospitalización en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Las personas con bajos niveles de vitamina D tuvieron un porcentaje de hospitalización de 26.6 por ciento, frente a un 12.8 por ciento de quienes no tenían esta deficiencia.

Respecto al tiempo de hospitalización, también se registraron variaciones, pues los pacientes con poca vitamina D duraron 12 días frente a 8 de las personas sin este problema.

Pese a todas estas conclusiones, la mortalidad no tuvo diferencia significativa.

Los investigadores advirtieron que esta conclusión es limitada, pues solamente conciernen al hospital Marqués de Valdecilla, en la ciudad de Santander, y no pueden generalizarse a otros países, contextos y etnias.