¿Qué inspiró el terror?

Una semana después del atentado de Boston, de acuerdo con un recuento de la CNN, medio centenar de los más de 180 heridos siguen hospitalizados y ayer comenzaron a celebrarse los funerales de las víctimas mortales.

En cuanto a los hermanos sospechosos, el mayor, Tamerlan Tsarnaev, fue abatido el pasado viernes después de un enfrentamiento con las autoridades. 

Comparte esta nota

"Tenemos razones para creer, en base a la evidencia que se encontró en la escena –las explosiones, los artefactos explosivos sin detonar y el poder de fuego que tenían– que iban a atacar a otras personas”
Edward DavisComisionado de policía de Boston
"Tsarnaev no será juzgado como un ‘combatiente enemigo’. Es un ciudadano estadounidense y, como tal, es contrario a la ley que sea juzgado por un tribunal militar, lo será conforme a un tribunal federal”
Jay CarneyPortavoz de la Casa Blanca
EU presionará a Rusia, que en 2011 solicitó al FBI que investigara posibles vínculos de los Tsarnaev con grupos extremistas

Una semana después del atentado de Boston, de acuerdo con un recuento de la CNN, medio centenar de los más de 180 heridos siguen hospitalizados y ayer comenzaron a celebrarse los funerales de las víctimas mortales.

En cuanto a los hermanos sospechosos, el mayor, Tamerlan Tsarnaev, fue abatido el pasado viernes después de un enfrentamiento con las autoridades. 

El menor, Dzhokhar, se encuentra hospitalizado en Boston, bajo guardia, esposado a la cama y sin poder hablar debido a una herida de bala en la garganta que según un alto funcionario estadounidense tiene el aspecto de un “estilo de corto alcance, autoinfligido”.

En esta situación y con una investigación en curso lejos de concluir, el enigma que sigue sin aclararse es qué movió a estos dos hermanos, aparentemente ejemplares, a perpetrar el ataque.

Aunque en la relativamente reciente conversión de Tamerlan al Islam en su vertiente más radical hay quienes creen que podrían encontrarse los motivos, aún no se han podido encontrar pruebas ni nexos entre los hermanos y Al Qaeda u otra célula similar.

El domingo, funcionarios estadounidenses dijeron que estaban cada vez más seguros de que los sospechosos habían actuado por su cuenta.

No obstante, siguen tratando de averiguar si alguien los entrenó o inspiró y, sobre todo, cual era el motivo que los impulsó a sembrar el pánico en la tradicional carrera.

En concreto, están presionando al gobierno ruso, que en 2011 solicitó al FBI investigar los vínculos de los ahora sospechosos con grupos extremistas, según declaraciones de un alto funcionario de EU recogidas por The New York Times.

Este último hallazgo ha puesto en entredicho al FBI, al que varios legisladores acusaron de una falla de inteligencia.

Otro hecho que podría resultar significativo es que las autoridades encontraron un rifle carabina M-4, un arma similar a los utilizados por las fuerzas estadounidenses en Afganistán, en el barco en el que se escondió el sospechoso la noche del viernes en Watertown.

El alcalde de Boston, Thomas M. Menino, dijo que creía que los hermanos no estaban afiliados a una red mayor y que Tamerlan había “lavado el cerebro” al menor para que lo siguiera y se pusiera a leer revistas sobre cómo crear bombas o cómo irrumpir en espacios públicos en general. 

En cuanto a la radicalización de Tamerlan, un tío suyo dijo que si bien era religioso, no era radical.

Por otro lado, el debate sobre cómo será juzgado Dzhokhar, que reabrió cuestiones en torno al concepto de ‘terrorismo’ y al tratamiento legal del mismo, fue zanjado cuando la Casa Blanca confirmó que el sospechoso no sería juzgado por tribunales militares, tal y como habían pedido algunos senadores republicanos que querían ver más restringidos los derechos del acusado y que se le tratara en calidad de “combatiente enemigo”. 

A este respecto, la Casa Blanca dijo que “Será juzgado por la jurisdicción civil, que se ha demostrado muy eficaz para investigar y condenar a otros autores de delitos de terrorismo en EU”.

El cargo del que se acusa a Dzhokhar es de conspirar para usar armas de destrucción masiva, una sentencia que conlleva la posibilidad de pena de muerte en caso de que sea declarado culpable. 

Además, puede enfrentar acusaciones por relación con el asesinato de un policía en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), reportó AP. 

Aún es pronto, por tanto, para cerrar el caso. 

Salir de la versión móvil