Vladimir Putin, presidente de Rusia, ordenó este 2 de diciembre que se comience a la brevedad la vacunación masiva contra COVID-19, debido al aumento de  muertes por esta enfermedad.

El promedio actual de muertes diarias en Rusia es de 589 fallecimientos.

Putin indicó a la viceprimera ministra, Tatiana Golikova, que comience la próxima semana el proceso de vacunación en todo el país.

“Vamos a ponernos de acuerdo en esto: no me informará la próxima semana, pero comenzará la vacunación masiva … pongámonos a trabajar ya”, dijo Putin a Golikova.

Para los próximos días, se habrán producido 2 millones de dosis de la vacuna Sputnik V, la primera vacuna creada en territorio ruso, que es la que sería suministrada en la vacunación nacional.

TE SUGERIMOS: RUSIA ASEGURA QUE SPUTNIK V, PRIMERA VACUNA CONTRA COVID, ES EFECTIVA 92 POR CIENTO

Ante esta instrucción, la viceprimera ministra dijo que la vacunación masiva, la cual será voluntaria, en Rusia comenzaría pronto durante este mes.

Pese a la gran cantidad de fallecidos diarios en el país, las infecciones se han desacelerado desde que se alcanzó un máximo de 15 mil 345 casos reportados en un solo día, el 27 de noviembre pasado.

El gobierno de Putin se ha resistido a volver al confinamiento y a imponer el cierre de negocios durante la segunda ola de COVID, aplicando sólo restricciones regionales muy concretas.

Rusia es el cuarto país con mayor número de contagiados, por detrás de Estados Unidos, India y Brasil, con 2 millones 347 mil 401 de infecciones registradas.

Desde el inicio de la pandemia hasta hoy, el país contabiliza 41 mil 503 muertes por COVID.

Las autoridades señalaron a través de Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin, que los rusos son los “primeros en la fila” para recibir la vacunación y que después se buscaría suministrar a otros países.

“La prioridad absoluta son los rusos. La producción en Rusia, que ya se está desarrollando, satisfará las necesidades de los rusos”, mencionó Peskov.

La Sputnik V cuenta con un 92 por ciento de efectividad y según los resultados provisionales de los ensayos clínicos, posee un 92 por ciento de efectividad.

La instrucción de Putin sucede el mismo día en el que Gran Bretaña expidió la autorización a la farmacéutica estadounidense Pfizer, para que su vacuna comience a ser aplicada en este territorio en días próximos.