Mientras en Estados Unidos las protestas y disturbios por el asesinato de George Floyd a manos de policías de Minneapolis han ido bajando de intensidad, en los principales países de Europa hicieron eco los gritos de “Black Lives Matter” y las exigencias de justicia para el afroamericano.

Decenas de miles de personas salieron a las calles de Londres ayer, y por segundo día consecutivo, condenando la brutalidad con la que fue asesinado Floyd, pese a que las autoridades pidieron que no se reunieran por el riesgo de propagar el Covid-19.

En Berlín, la Policía informó que 93 personas fueron detenidas al terminar una marcha en la que participaron cerca de 15 mil manifestantes.

Las autoridades policiacas indicaron que varios agentes y un fotógrafo de medios resultaron heridos en la capital alemana cuando botellas y rocas fueron lanzadas por un grupo de manifestantes que se había reunido pese a que las autoridades habían ordenado que despejaran la histórica Alexanderplatz, en el centro de la ciudad.

En Italia, la manifestación llegó a la emblemática Piazza del Popolo, en Roma. La marcha fue pacífica, con la mayoría de los manifestantes usando cubrebocas como medida de protección contra el coronavirus.

El sábado miles de personas salieron a las calles para protestar por la violencia policial, y el racismo contra los negros en París y en diferentes ciudades de Francia pese a las prohibiciones decretadas por las autoridades por el coronavirus.

En París, alrededor de 2 mil personas se concentraron junto a la plaza de la Concordia a unos cientos de metros de la embajada de Estados Unidos.

En España, los manifestantes se reunieron en la Puerta del Sol, luego del llamado de la comunidad negra africana y afrodescendiente que vive en el país ibérico.

Ordena retirada de Guardia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el día de ayer que ordenó la retirada de los 3 mil 900 reservistas de la Guardia Nacional que habían sido enviados a la capital del país para contener las protestas por la muerte de George Floyd.

“Acabo de dar la orden a la Guardia Nacional para que empiece el proceso de retirada de Washington, D.C., ahora que todo está bajo perfecto control. Se irán a casa, pero pueden volver rápidamente si los necesitamos”, dijo el mandatario en Twitter.

También puedes leer: Estados Unidos, Resistencia imparable por George Floyd