El presidente Nicolás Maduro se negó a permitir las protestas de hoy anunciadas por la oposición; dijo que ‘no se pueden buscar emboscadas’
"Yo denuncio que en Venezuela está en camino al desconocimiento  de las instituciones democráticas (...) eso se llama golpismo”
Nicolás MaduroPresidente electo de Venezuela

La caja de Pandora se abrió en Venezuela luego de que Tibisay Lucena, rectora del Consejo Nacional Electoral, revelara el domingo pasado la estrecha diferencia entre Nicolás Maduro y Henrique Capriles en las pasadas elecciones.

A Maduro, candidato oficialista y vencedor, lo separan poco más de 200 mil votos de Capriles.

Por ello, partidarios de la oposición venezolana han salido a las calles a mostrar su descontento y protestar por lo que consideran una elección amañada por el gobierno.

Capriles, abogado de 40 años y excontendiente por el partido Mesa de la Unidad Democrática, ha llamado a sus seguidores a exigir el recuento de los votos.

Los diferentes hechos de violencia registrados a partir del choque entre fuerzas del orden y manifestantes han provocado la muerte de siete personas, aseguró Luisa Ortega, fiscal general.

Ante esto, el oficialismo no se quedó con los brazos cruzados.

El presidente de la Asamblea Nacional y miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela Diosdado Cabello convocó a los miembros del chavismo a evitar que “el fascismo se apodere del país”.

Cabello pidió a los militantes del partido a preparar vigilias en todas las Plazas Bolívar del país ayer mismo, de acuerdo al diario El Universal de Venezuela.

El presidente electo Nicolás Maduro denunció que el país está al borde del “golpismo”.

“Yo denuncio que en Venezuela está en camino a la preparación de un intento de desconocimiento de las instituciones democráticas

“Esto solo tiene un nombre, golpismo, y quien pretenda vulnerar la democracia, está llamando a un golpe de Estado”, dijo el antiguo chofer de autobuses del metro.

Con la versión de la Constitución venezolana en miniatura –al igual como lo hizo en su primer discurso como presidente electo– Nicolás Maduro argumentó que “no se pueden buscar emboscadas e inventos para vulnerar la soberanía popular”.

Maduro, además, se mostró cerrado a permitir las marchas de los partidarios de Capriles a llevarse a cabo hoy en Caracas.

“No se va permitir la marcha… no lo voy a permitir. Mano dura, voy a poner frente al fascismo, a la intolerancia, si me quieren derrocar aquí estoy, vengan por mí”, avirtió el mandatario.

Algunos países ya han extendido su reconocimiento al nuevo gobierno chavista, sin embargo, otros se han mostrado reservados y piden un recuento.

EU no felicitó a Maduro y calificó de “difícil de explicar” la decisión de proclamar ganador al candidato oficialista sin antes hacer un reconteo, según AP.