Los agricultores consideran que la mina a tajo abierto contaminará las aguas del río Tambo con las que riegan sus cultivos

Henry Checlla es el segundo peruano que muere tratando de defender un valle agrícola del sur de Perú.

El alcalde de la provincia de Islay, Richard Ale, informó ayer que “la policía ha disparado anoche contra el señor Henry Checlla, de 35 años”. Detalló que falleció en el hospital a la una de la madrugada de este martes.

Hace dos semanas un poblador murió por un proyectil disparado por agentes en un choque similar con los manifestantes que rechazan desde hace más de un mes el proyecto del conglomerado mexicano para explotar un yacimiento de cobre en un valle agrícola del sur del país. 

A los fallecidos se suman dos inconformes que resultaron heridos ayer en los enfrentamientos con policías. 

El incidente empezó el lunes en la noche y se prolongó hasta la madrugada del martes en la ciudad de Mollendo, cuando unos 500 manifestantes intentaron bloquear una vía importante y el mercado local, pero fueron repelidos por 200 policías. 

Riesgo de contaminación

Los agricultores del valle de Tambo se oponen al proyecto llamado Tía María, de mil 400 millones de dólares, porque consideran que la mina a tajo abierto contaminará las aguas del río Tambo con las que riegan sus cultivos. 

La minera afirma que utilizará agua del océano Pacífico procesada en una planta desalinizadora.

Desde el inicio de la protesta en marzo unos 600 policías han sido enviados a esta ciudad sureña, donde los negocios, bancos, mercados y escuelas están cerrados. 

El diálogo entre una delegación de ministros enviada por el presidente Ollanta Humala y los manifestantes está roto.

El alcalde afirmó que las protestas continuarán hasta el viernes.