Una de las personas más cercanas al periodista asesinado Jamal Khashoggi alzó la voz y exigió justicia: su prometida Hatice Cegiz, quien pidió a representantes internacionales que no se detengan en la búsqueda, y ayuden a descubrir la verdad detrás de la desaparición de su prometido.

Hablando en un acto de Londres, Cengiz mostró su decepción a los líderes internacionales respecto a las averiguaciones que se han hecho hacia Jamal. Aunque la mujer no pronunció el nombre de ninguno de los representantes, sí mencionó uno: Donald Trump.

Cegiz pidió al republicano que le ayude revelar la verdad y asegurar que se haga justicia.

“No debería allanar el camino para el encubrimiento del asesinato de mi prometido. No permitamos que el dinero manche nuestra conciencia y comprometa nuestros valores”, dijo Gengiz.


Este viernes se cumple un mes de que el originario de Arabia Saudí fuera visto por última vez en la embajada de su país en Estambul, Turquía, y durante ese tiempo ha habido represalias, respuestas, pero también algunas contradicciones principalmente difundidas por el gobierno saudí

Por parte del gobierno estadounidense, el presidente Trump ha mencionado que la desaparición de Khashoggi en Estambul fue un total fiasco.

“Yo diría que fue un completo fiasco desde el primer día (…) Le pusieron una práctica muy mala y el encubrimiento fue el peor en la historia de los encubrimientos”, declaró el magnate el pasado 24 de octubre, refiriéndose a que la muerte del periodista fue planeada sí o sí.

Aunque Hatice Cegiz pidió que los presidentes actúen más en contra de quienes estuvieron detrás del asesinato de quien fuera su prometido, algunos mandatarios sí han realizado diferentes represalias.

La canciller alemana, Angela Merkel; el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau; y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, figuran entre los personajes que han ordenado sanciones en contra del país gobernado por Salmán bin Abdulaziz, rey de Arabia Saudí.