El líder norcoreano, Kim Jong-Un recibió a la delegación surcoreana de alto nivel que viajó a Pyongyang con el objetivo de solicitar al régimen que retorne a la vía del diálogo sobre su programa nuclear.

Es la primera vez que Kim se reúne con representantes de un Gobierno surcoreano desde que asumió el poder en 2011: tratándose de la primera visita en más de 10 años de una delegación surcoreana de alto nivel al Norte.

Esto, luego del acercamiento conseguido durante los Juegos Olímpicos de Invierno celebrados en Corea del Sur.

La delegación surcoreana fue liderada por Ching Eui-yong, jefe de la oficina presidencial de Seguridad Nacional, e incluyó a otros cuatro delgados -entre ellos el director del Servicio Nacional de Inteligencia, Suh Hoon, y a cinco funcionarios de apoyo.

La visita respondió al histórico viaje que realizó en febrero a Corea del Sur, Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano, y en el que invitó a Moon Jae-in a celebrar pronto una cumbre intercoreana de líderes.

La misión busca ampliar el acercamiento intercoreano logrado en el marco de los Juegos Olímpicos de Invierno

Sin embargo, Moon se comprometió a actuar de forma coordinada con su aliado Estados Unidos, cuyo Gobierno lanzó una campaña de ‘máxima presión’ contra Corea del Norte para obligarlo a abandonar su programa de armas nucleares.

Seúl aseguró que la misión buscará ampliar el acercamiento intercoreano logrado en el marco de los recientes Juegos Olímpicos de Invierno, y que tratará el inicio de un posible diálogo entre Washington y el aislado país asiático con la meta de lograr la desnuclearización de la península.