Un comité legislativo especial de Missouri analiza recomendar a la Cámara de representantes de Estados Unidos iniciar un juicio político para destituir al gobernador del estado, Eric Greitens, quien es acusado por una mujer de haberla golpeado durante una serie de encuentros sexuales; en justificación Greitens indica que se trató de una relación consentida.

En un testimonio descriptivo, la presunta víctima asegura que el político la azotó y la abofeteó, y que luego de los encuentros sexuales terminó llorando y atemorizada.

Los señalamientos comienzan a afectar la carrera del gobernador de Missouri; Josh Hawley, secretario de Justicia del estado, y Claire McCaskill, senadora del partido demócrata, exigieron que Eric Greitens renuncie inmediatamente, sin embargo, el político acusó a la denunciante de lanzar “mentiras y falsedades”, y advirtió que se mantendrá en el cargo.

Lo que sí es un hecho, es que los dos involucrados podrían verse la cara en un tribunal.

La misma mujer indica que durante uno de los encuentros sexuales, el gobernador le tomo una fotografía en la que aparece parcialmente desnuda, y la amenazó diciendo que ”todo el mundo verá lo que eres” si denunciaba los abusos.

La imagen fue difundida, y Greitens irá a juicio el 14 de mayo, acusado del delito de invasión de la privacidad.

Además, el 18 de mayo, legisladores decidirán si se busca o no la destitución del funcionario.

A LA DONALD TRUMP

En una respuesta que recuerda a la postura del presidente de Estados Unidos cuando se le acusa de algún ilícito, Eric Greitens declaró a periodistas que los señalamientos en su contra se tratan de una “cacería de brujas”.

En caso de abrirse el juicio político contra el gobernador, senadores elegirán a siete juristas que tomarán la decisión final.

Con información de AP***