Este martes, 3 de noviembre, se decidirá el futuro de Estados Unidos, los ciudadanos votarán por el presidente Donald Trump o el exvicepresidente Joe Biden.

Debido a la pandemia causada por COVID-19, la temporada electoral tuvo una participación sin precedentes en Estados Unidos, con récords de votaciones por adelantado.

Los centros de votación empezaron a abrir este martes con largas filas.

Las autoridades electorales han advertido que los millones de votos presentados a distancia podrían alargar el conteo, quizá durante días, en algunos estados cruciales en disputa.

Decenas de millones de estadounidenses se apresuraron a votar motivados por el temor a demoras en el Servicio postal y preocupados por las aglomeraciones en los centros de votación.

Lee: Reportan enormes colas de votantes


Desde hace varias décadas las elecciones en Estados Unidos se realizan en martes, pero ¿cuál es la razón?


Desde el año 1845 se estableció que todas las elecciones se realizarán un martes laborable

Recordemos que en el siglo XIX, Estados Unidos era un país principalmente agrícola. Dadas las dificultades que había entonces para trasladarse o viajar de un lugar a otro, hubo que elegir el día que menos perjudicara las actividades laborales de la población.

Lo primero que se hizo fue desechar los meses entre marzo y octubre, pues comprendía el periodo que abarcaba la siembra y la recolección.

También quitaron de la variable los meses de diciembre, enero y febrero, por el clima, los fuertes temporales dificultaban, y en algunos casos imposibilitaba, el traslado de personas.

De acuerdo con la Enciclopedia Británica, originalmente, los días de elecciones eran diferentes según el estado, pero en 1845 se aprobó una ley para establecer un solo día de elecciones para todo el país.

“En ese momento, Estados Unidos todavía era una sociedad mayoritariamente agraria. Para los agricultores, que constituían la mayoría de la fuerza laboral, gran parte del año se dedicaba a la siembra, el cuidado y la cosecha de cultivos. A principios de noviembre fue un buen momento para votar porque la cosecha había terminado y el clima aún era relativamente templado”, explica la Enciclopedia Británica.

Al principio, se aplicó solo a las elecciones presidenciales, pero luego se extendió también a las elecciones del Congreso.

Te recomendamos: Trump a TV y Biden a la iglesia: así comenzaron la jornada los candidatos presidenciales

Luego se descartó el viernes, sábado, domingo y lunes ya que los dos días del fin de semana eran de culto religioso y se temía que muchos votantes no acudieran a las casillas. El miércoles era día de mercado por lo que se también se quitó y también automáticamente el jueves; solo quedaba libre el martes.

La decisión se realizó basada en las costumbres, pues en noviembre las cosechas ya habían terminado y faltaba tiempo para iniciar una nueva plantación


Estados Unidos lleva 175 años con esta modalidad de elecciones, única y muy peculiar en el mundo

Luego de que la participación de votantes disminuyera con el tiempo, algunas personas propusieron que las elecciones se realizarán el fin de semana. Otros sugirieron mantener el día de las elecciones el martes pero convertirlo en feriado federal.

El día de las elecciones es ahora un feriado cívico en estados como Delaware, Hawái, Nueva York, Nueva Jersey y el territorio de Puerto Rico.