La tarde de este lunes, Brasil decidió suspender los ensayos de su vacuna china contra el COVID-19 después de registrarse un incidente grave, el cual fue confirmado por la agencia que supervisa al sector salud en el país.

Por medio de un comunicado, la agencia reportó que se suspendieron las pruebas clínicas de la potencial vacuna CoronaVac contra el COVID-19, porque ocurrió un “evento adverso, grave”.

“Este tipo de interrupción está prevista por la normativa Anvisa y es parte de los procedimientos de Buenas Prácticas Clínicas esperados para los estudios clínicos realizados en Brasil”, comunicó.

La vacuna potencial está siendo desarrollada por la biofarmacéutica china Sinovac, y en Brasil sería producida en su mayor parte por el Instituto Butantan, operado por el estado de Sao Paulo.

En un comunicado, dicho instituto se dijo sorprendido por la decisión de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) y anunció que el martes ofrecerá una conferencia de prensa.

La vacuna CoronaVac ha generado controversia en Brasil, donde el presidente Jair Bolsonaro ha dicho tener dudas sobre su eventual efectividad.

El mandatario generó confusión el mes pasado cuando la rechazó públicamente, diciendo que los brasileños no serían utilizados como conejillos de Indias.

Hizo tal declaración luego de conocerse la noticia de que su ministro de salud, Eduardo Pazuello, había accedido a comprar dosis de CoronaVac producidas a nivel local por Butantan.

Lee: No es pesimismo, pero noticia sobre vacuna de Pfizer debe tomarse con cautela: Gatell